EL ADVIENTO: Cuarto Domingo y Cuarta Semana - El AMOR

Compartelo:  


EL ADVIENTO: Cuarto Domingo y Cuarta Semana - El AMOR

Domingo, Diciembre 24 del 2017

 

Ya casi ha llegado la noche de NAVIDAD. ¿Cómo les ha ido con la celebración del ADVIENTO? Ojalá hayan podido acercarse y aquietarse cada día delante de Dios – y ahora que la noche conmemorativa del nacimiento de Jesucristo está aquí, ojalá hayan podido conocer y sentir Su grande y eterno AMOR por cada uno de Uds.

 

“La historia de la Navidad es la historia del AMOR incansable de Dios para con nosotros… Debido a Belen, tengo un Salvador en el cielo. La Navidad empieza lo que la Semana Santa celebra. El niño en el pesebre llego a ser el Rey en la cruz.” (Max Lucado)

 

Esta última semana de ADVIENTO, se prende y se celebra con la vela del AMOR. Fue por AMOR que Jesús “… siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres …” (Filipenses 2:6,7) Fue por AMOR que “estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.” (Filipenses 2:8) Como Él mismo dijo = “Nadie tiene mayor AMOR que este, que uno ponga su vida por sus amigos.” (Juan 15:13) Y eso hizo, porque “… con AMOR eterno te he amado; por tanto, te prolongué mi misericordia.” (Jeremías 31:3)

 

Amig@: que en estos últimos días de la celebración del ADVIENTO, y en todos los días que vienen, puedas ser fortalecido con poder en el hombre interior por el Espíritu Santo; para que habite Cristo por la fe en tu corazón, a fin de que, arraigado y cimentado en AMOR, seas plenamente capaz de comprender con todos los santos cual sea la anchura, la longitud, la profundidad y la altura, y de conocer al AMOR de Cristo, que excede a todo conocimiento, para que seas lleno de toda la plenitud de Dios (Efesios 3:16-19).

 

Cuarto Domingo de ADVIENTO: Diciembre 24 - La NOCHEBUENA

La Vela del AMOR

 

Mateo 2:1-12

 

“Eterno Dios,

esta noche santa está resplandeciente con el fulgor de Tu única y verdadera luz.

Que esa luz ilumine nuestros corazones

y brille en nuestras palabras y acciones.

Que la esperanza, la paz, el gozo y el amor

representados en el nacimiento en Belén en esta noche

llenen nuestras vidas

y que lleguen a hacer parte de todo lo que decimos y hacemos.

Que podamos compartir la vida divina de Tu Hijo Jesucristo,

así como Él se humilló a Si mismo

para compartir nuestra humanidad.

Amen.”

(Rev. Richard J. Fairchild)

 

 

Lunes Diciembre 25 - NAVIDAD

 

Salmo 107:1-3 + 8

 

"Todos están contentos porque hoy es Navidad.

Las casas están llenas de luces y diferentes decoraciones

que anuncian el día especial.

 

Las personas intercambian regalos

y se abrazan, felicitándose unos a otros.

Todo camina a la perfección

 y siento tanta emoción:

la familia, la comida y los regalos,

todos juntos disfrutamos.

 

De repente en esa felicidad surge una voz dentro de mi

que me comienza a inquietar.

“Cómo es posible que tu celebres Navidad

si de Jesús ni siquiera te has de recordar?

Quién dijo que la Navidad se trataba de solo convivir, comer y disfrutar?

Si hoy existe Navidad es porque un día Cristo te vino a rescatar.

 

Aquel Dios que en su trono estaba sentado,

rodeado de gloria y tan lleno de poder

de ti se compadeció,

y por ti a este mundo vino a nacer.

 

No se aferró a seguir siendo igual a Dios

sino que por amor a ti vino y se humillo haciéndose humano, como tú.

Y aun en la condición de humano, más se humilló,

cuando en el pesebre de un establo nació.

 

Su misión fue restaurar tu alma y librarte del seol,

ya que tu pecado a eso te condenó.

Y bien que cumplió su misión,

cuando clavado en una cruz por ti el murió y tus pecados borro. 

Pero al tercer día también resucitó.

 

Y ahora está a la diestra del Padre,

hasta lo sumo exaltado

ya que por tus pecados El ha pagado.

 

Un día toda rodilla se doblará ante el Señor,

y toda lengua confesará que El es el Salvador

Pero ahora está esperando tu clamor,

para sanar tus heridas,

darte su perdón,

y llenarte de su amor.

 

Pero tú qué le darás?

Dale tu corazón

y El te dará tremenda bendición!

 

Te dará vida eterna y una completa paz

Entonces celebrarás la verdadera Navidad,

que es regalo de Dios para el mundo,

vida eterna para toda la humanidad!

 

Recuerda siempre que Jesucristo es la Navidad.

Si tan solo tú le agradeces y le adoras

porque solo EL es y será siempre

digno de recibir toda la gloria."

 

(Jessica Herculano)



Más de 180 Grados [+]