LA CUARESMA: La Pascua - El Cordero Inmolado

LA CUARESMA: La Pascua - El Cordero Inmolado Compartelo



Lunes, 25 de marzo de 2019

Hoy hablaremos del “cordero” y del “Cordero” de la Pascua.

Según Éxodo 12:3-6,27,46 aprendemos que:

-    el cordero se tomaba del rebaño el día 10 del primer mes del año
-    se tomaba un cordero por familia; si la familia fuere demasiado pequeña para comer todo un cordero, se invitaba al vecino inmediato para compartirlo
-    el cordero tenía que ser sin defecto
-    el cordero tenía que ser macho de un año
-    el cordero se podía tomar de las ovejas o de las cabras
-    el cordero se guardaba en casa hasta el día 14, cuando por la tarde se inmolaba junto con todos los corderos de todas las familias del pueblo de Israel
-    al cordero no se le podía quebrar ni un hueso
-    el cordero era “la víctima de la pascua de Jehová, el cual pasó por encima de las casas de los hijos de Israel en Egipto, cuando hirió a los egipcios, y libró” las casas de los israelitas

Así debería ser el cordero de la Pascua del pueblo de Israel en el Antiguo Testamento.

Como la mayoría, si no todas, las cosas literales del Antiguo Testamento tienen su paralelo y su significado espiritual en el Nuevo Testamento, miremos otra vez las especificaciones del cordero de la Pascua de los judíos; y miremos como Jesús, “el Cordero de Dios” (Juan 1:36), cumplió y llenó cada una.

Para serles honesta, hay ciertas directrices que no entiendo y para las cuales no tengo explicaciones. Si alguien de Uds. tiene una respuesta o una idea, por favor escríbeme lo que piensa, para que todos nos podamos enriquecer. Por ejemplo: ¿Por qué es que el cordero se tomaba del rebaño el día 10 del mes, pero no se inmolaba hasta el día 14? ¿Por qué se podía seleccionar un cordero de entre las ovejas o de las cabras? ¿Las cabras no eran las “malditas”, según Mateo 25:33,41? …

Miremos las demás directrices:

El cordero tenía que ser sin defecto: en 1 Pedro 1:19 vemos que Jesucristo era “un cordero sin mancha y sin contaminación”; en Hebreos 4:15, en 1 Juan 3:5, y en 2 Corintios 5:21 vemos que Jesús era “sin pecado”, que “no hay pecado en él”, y que Él “no conoció pecado”. ¿Y por qué esta perfección y esta pureza eran tan importantes? Porque como lo dice Levítico 22:21, cualquier sacrifico ofrecido en ofrenda a Jehová, un Dios santo y justo, “para que sea aceptado será sin defecto”.

El cordero tenía que ser macho de un año: Jesús murió como Cordero inmolado alrededor de los 33 años, en la época optima de su vida, ni bebe, ni viejo.

Al cordero no se le podía quebrar ni un hueso: el Salmo 34:20 habla proféticamente de Jesús diciendo: "El guarda todos sus huesos; ni uno de ellos será quebrado." Y Juan 19:33,36 afirma: “Mas cuando llegaron a Jesús, como le vieron ya muerto, no le quebraron las piernas … Porque estas cosas sucedieron para que se cumpliese la Escritura: No será quebrado hueso suyo.”

Por último, vemos que el cordero era “la víctima de la pascua de Jehová, el cual pasó por encima de las casas de los hijos de Israel en Egipto, cuando hirió a los egipcios, y libró” las casas de los israelitas (Éxodo 12:27). Romanos 6:23ª dice que “la paga del pecado es muerte”: por eso murieron los primogénitos de los egipcios; pero en el caso de los israelitas, murieron los corderos como victimas sustitutas en vez de los primogénitos.
 
-    "Porque nuestra pascua, que es Cristo, ya fue sacrificada por nosotros", dice 1 Corintios 5:7b; es decir, que nosotros no tenemos que morir por nuestros pecados porque Jesús se dio como nuestro sustituto y rescate con su muerte en la cruz
-    1 Juan 2:2 dice que “Él es la propiciación por nuestros pecados; y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo.” – la palabra propiciación alude no solo a la acción de cubrir nuestros pecados, sino que trata con la tarea de aplacar la ira santa de Dios – Cristo es el medio por el cual nuestro pecado es cubierto y absuelto, y es el medio por el cual la justa ira de Dios es alejada de nosotros
-    Romanos 6:23b termina diciendo que “la dadiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro” – Jesús, “el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo” (Juan 1:29) es “la victima de la pascua de Jehová” que nos salva de la muerte y nos ofrece perdón, libertad y vida nueva en Él

El apóstol Juan, exiliado en la Isla de Patmos, escribió en Apocalipsis 5:6,8 y 13: “Y miré, y vi que en medio del trono y de los cuatro seres vivientes, y en medio de los ancianos, estaba en pie un Cordero como inmolado … Y cuando hubo tomado el libro, los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos se postraron delante del Cordero … Y a todo lo creado que está en el cielo, y sobre la tierra, y debajo de la tierra, y en el mar, y a todas las cosas que en ellos hay, oí decir: Al que está sentado en el trono, y al Cordero, sea la alabanza, la honra, la gloria y el poder, por los siglos de los siglos.”

Amados: terminemos nuestra reflexión hoy como los seres vivientes y los ancianos, postrados delante del Cordero inmolado, rindiendo a Él toda nuestra alabanza y toda nuestra adoración. ¡Él, y solo Él, es digno! “El Cordero que fue inmolado es digno de tomar el poder, las riquezas, la sabiduría, la fortaleza, la honra, la gloria y la alabanza.” (Apocalipsis 5:12) AMEN y AMEN.



Más Contenidos [+]