Reflexiones Para Vivir En Tiempos del Covid19 - Salmo 85:3

Compartelo



Viernes Mayo 8, 2020

 

 

Un Dios tres veces santo no puede mirar la santidad en la cara sin ser consumido de ira por la maldad tan abominable de la maldad.

 

Pero Dios también es abundantemente misericordioso; y por lo tanto, en eterno amor y en pura gracia, El deja Su enojo a un lado y se aparta de Su ira encendida.

 

Somos completamente no merecedores, pero aun así la misericordia triunfa mientras que la justicia se cumple en Jesús. Nosotros, seres humanos pecadores, deberíamos pagar por nuestras propias iniquidades; pero Jesús lo hace por nosotros, en la cruz, muriendo en nuestro lugar. Dios vertió toda su ira por el pecado sobre Su Hijo hace 2000 años en el Calvario; para que hoy, El podría reprimir todo Su enojo de sobre nosotros. Para que toda nuestra falta de santidad pudiese ser perdonada.

 

Para que un Dios tres veces santo de nuevo pudiera mirarnos en la cara y ver, no nuestro pecado, sino la rectitud y la virtud de Su Hijo Jesus, en nosotros.

 

 



Más Contenidos [+]