Buenas Nuevas de Gran Gozo: Diciembre 5

Compartelo



Buenas Nuevas de Gran Gozo: Diciembre 5

Martes, Diciembre 5 del 2017

 

NINGUN ATAJO AL CALVARIO

 

"Y aconteció que estando ellos allí,

se cumplieron los días de su alumbramiento.

Y dio a luz a su hijo primogénito,

y lo envolvió en pañales,

y lo acostó en un pesebre,

porque no había lugar para ellos en el mesón." 

(Lucas 2:6–7)

 

Se pensaría que si Dios gobernara el mundo de tal manera que utilizara un censo de todo el imperio para traer a José y a María a Belén, por seguro pudiera haber reservado una habitación de hotel.

 

Sí, lo pudo haber hecho. Y Jesús pudiera haber nacido en una familia adinerada. Pudiera haber convertido las piedras en pan cuando estaba en el desierto. Pudiera haber llamado a los 10,000 ángeles para que vinieran a ayudarle en Getsemaní. Pudiera haber bajado de la cruz para salvarse a sí mismo. La pregunta no es lo que Dios puede hacer, sino lo que quiere hacer.

 

La voluntad de Dios era que, a pesar de la riqueza de Jesús, él llegara a ser pobre para nuestro bien. Todos los avisos alrededor del pueblo que decían “No hay lugar” eran para nuestro bien:

 

Dios gobierna todas las cosas—incluso la capacidad de los hoteles—para el bien de sus hijos. El camino al calvario empieza con un aviso de “No hay lugar” en Belén y termina con las bofetadas y burlas de la cruz en Jerúsalen. "Porque ya conocéis la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que por amor a vosotros se hizo pobre, siendo rico, para que vosotros con su pobreza fueseis enriquecidos." (2 Corintios 8:9).

 

Y no debemos olvidarnos de que él dijo, "Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame" (Mateo 16:24).

 

Nos unimos a él en el camino al calvario y le oímos decir, Acordaos de la palabra que yo os he dicho: "El siervo no es mayor que su señor. Si a mí me han perseguido, también a vosotros os perseguirán; si han guardado mi palabra, también guardarán la vuestra" ( Juan 15:20).

 

Al que grita con entusiasmo, "Te seguiré adondequiera que vayas" (Mateo 8:19), Jesús responde, "Las zorras tienen guaridas, y las aves del cielo nidos; mas el Hijo del Hombre no tiene dónde recostar su cabeza." (Mateo 8:20).

 

Sí, Dios pudo haber tenido una habitación lista para su nacimiento. Pero eso habría sido un atajo en el camino al Calvario.

 

(Agradezco a Desiring God por proveer este plan. Para más información, por favor visite: http://es.desiringgod.org)



Más Frases de Vida [+]

+ reflexiones