Quebrantamiento: Atrevete a Entrar en la Vida Abundante, Capitulo 1 - por Ann Voskamp

Compartelo



 

Aquello mismo de lo que tenemos miedo, 

nuestro quebrantamiento, 

es la puerta al corazón de nuestro Padre.

(Paul Miller)

 

El trato para todos nosotros es este: sufrimiento garantizado. Todos lo tenemos. Se aproxima, imparable, como el tiempo...

 

Se aproximan las tumbas, se aproxima la oscuridad, se aproxima la angustia. No tenemos el control, nunca lo tuvimos...

 

¿Cómo vive el interior de tu alma con cosas rotas, a través de cosas rotas?

 

Esta es la verdad: bienaventurados -- felices -- los que lloran. Bienaventurados los que están tristes, los que están en duelo, los que experimentan la pérdida de lo que aman, porque ellos serán abrazados por Aquel que los ama. Existe una extraña y doliente felicidad que solo conocen los que sufren, porque ellos serán abrazados...

 

Jesús con su costado perforado, siempre está del lado de los quebrantados. Jesús siempre va a los lugares sacudidos por el dolor. Jesús busca siempre donde está el sufrimiento, y ahí es donde se queda. La herida de su costado prueba que Jesús está siempre del lado del que sufre, del herido, del roto, del quebrantado...

 

Existe un quebranto que extiende un lienzo para la luz de Dios. Existe un quebranto que hace ventanas directas al cielo. En un alma se produce quebranto para que pueda producirse en ella el poder de Dios...

 

Los corazones son quebrantados de diez mil maneras, pues este mundo quebranta los corazones; y Cristo es muy eficaz sanando todo tipo de corazones quebrantados... La misma mano que despliega el firmamento con su aleteo de estrellas es la que venda con linimentos el corazón herido; Aquel cuyo aliento da a luz las galaxias es El que da a luz la sanidad en el corazón de la persona quebrantada...

 

¿Cómo vivir con un corazón roto?... Solamente las heridas de Dios pueden curar nuestras heridas... El sufrimiento se cura con sufrimiento, las heridas se curan con heridas... El quebrantamiento malo se sana con Su quebrantamiento bueno. El quebrantamiento malo se quiebra con Su quebrantamiento bueno...

 

Quizá puedes vivir una vida completa y hermosa a pesar de los momentos grandes y terribles que tendrán lugar justo dentro de ti. En realidad, quizá llegues a una mayor abundancia gracias a esos momentos. Quizá -- no sé cómo, pero de alguna manera -- tal vez nuestros corazones estén hechos para ser quebrantados. Partidos. Abiertos con dolor. Tal vez las heridas más profundas den a luz la más profunda sabiduria...

 

Dios hace grandes cosas por medio de los que sufren grandes heridas. Dios ve al quebrantado como lo mejor y ve lo mejor en el quebrantado y llama a los heridos a ser transformadores del mundo...

 

La semilla se rompe para darnos el trigo. El suelo se rompe para darnos la cosecha, el cielo se rompe para darnos la lluvia, el trigo se rompe para darnos el pan. Y el pan se rompe para darnos el banquete. Incluso hubo una vez un frasco de alabrastro que se rompió para darle toda la gloria... 

 

Nunca tengas miedo de ser algo roto...

 

Cuando conocemos a Cristo, sabemos siempre cómo serán las cosas: siempre para nuestro bien y siempre para Su gloria...

 

No hay crecimiento sin cambio, no hay cambio sin entrega, no hay entrega sin herida... no hay abundancia sin quebranto. Las heridas son lo que parte el alma para plantar las semillas de un crecimiento más profundo...

 

El quebrantamiento puede traer la abundancia. 



Más Contenidos [+]