T-R-U-S-T / CONFIA EN MI

Compartelo



Martes, Enero 23 del 2018

 

 

NO tiene sentido para nada. 

 

Parece TAN injusto. 

 

Ese día, ella solo quería cruzar esa calle para hacer unas diligencias junto con su esposo y su nieta de 4 años.  

 

No era una calle que cruzaba todos los días. Más bien, era lejos de la casa. Pero para las compras que quería hacer ese día, tenía que pasar por esa calle en particular.  

 

¿Cómo podría haber sabido, o sospechado, o haber estado preparada para lo que le iba a pasar? 

 

¿Cómo hubiese podido evitar que, en ese día, en esa calle, en el momento que ella iba a cruzar, pasaría una moto de gran cilindraje y con mucha velocidad? 

 

No lo sabía. No lo sospechaba. No estaba preparada.  

 

Ella empezó a cruzar como siempre cruzaba una calle, y fue atropellada por la moto. Voló en el aire. Y se golpeó muy duro la cabeza cuando volvió a aterrizar en el pavimento.  

 

La llevaron de inmediato a una clínica. Trataron todas sus heridas y lesiones con profesionalismo. Pero ella entró en coma. 

 

Y a pesar de todos los esfuerzos médicos para ayudarle, a pesar de un TAC tras otro tras otro para revisar si el cerebro se estaba sanando, ella nunca se recuperó del golpe. 

 

Y ayer murió. Solo tenía 66 años. 

 

Era una mujer maravillosa. Una cristiana comprometida. Junto con su esposo, pastoreaban una iglesia fiel en una ciudad aledaña. Era una señora quien amaba y servía bien a su familia y sus amigos y su congregación. 

 

Es muy triste. Muy muy triste. Una luz de vida apagada aparentemente antes de tiempo. 

 

Parece ser un hecho tan sin sentido. Atropellada por un motociclista descuidado y desobediente a las leyes de tráfico, cuyo único comentario frente a la alta velocidad con la cual venía y el descontrol de la moto cuando vio a los tres cruzando, fue que le tocó arrojar a la señora por no arrollar a la niña. 

 

Y parece ser tan injusto. Una vida de amor por Dios y de servicio a otros terminando en un coma y muerte cerebral. 

 

¿De verdad hay un "bien" que podría haber en un morir aparentemente tan sin sentido y tan prematuro? 

 

Lo he pensado y pensado una y otra vez en mi mente. Tratando de encontrar al menos un pequeño propósito en su muerte tan temprano y de esa manera. 

 

Pero mi mente tan pequeña y mi entendimiento tan limitado no son capaces de unir los pedazos. Solo hay preguntas sin respuestas. 

 

Y mi corazón y mi alma lloran. 

 

Y mi espíritu clama. 

 

Y entonces, desde muy profundo en mi ser interior, escucho la voz apacible de Dios hablándome: 

 

TRUST ME – CONFIA EN MI.  

 

T-R-U-S-T: Take Refuge Under Saving Tenderness – Confia: toma refugio bajo ternura salvífica. 

 

"Toma": porque te estoy ofreciendo algo, algo precioso. 

 

"Refugio": porque lo que te estoy ofreciendo es el albergue y el santuario de Mi presencia.  

 

"Bajo": porque solo debajo de Mis alas, como una gallina con sus polluelos juntados debajo de ella, encontrarás seguridad y paz. 

 

"Ternura": porque Mi compasión y Mi misericordia para contigo son eternamente amorosas y bondadosas. 

 

"Salvífica": porque esa es mi intención frente a ti – librarte, sanarte, restaurarte. 

 

Entonces, CONFIA EN MI. En estos momentos de completa confusión y profunda pérdida y dolor, confía en Mi ternura salvífica como tu refugio todo-suficiente. 

 

Escoge vivir y caminar, no por lo que puedes ver con tus ojos físicos, sino por fe en tu espíritu en Mi (2 Corintios 5:7) - creyendo que Yo siempre hago todas las cosas bien, como lo he prometido (Romanos 8:28). 

 

"Confía en el Señor con todo tu corazón; no dependas de tu propio entendimiento." (Proverbios 3:5) ¿Ves? Tu propio entendimiento en este momento, con tu visión y tu conocimiento tan limitados de todas las cosas, no es lo suficientemente fuerte para que te apoyes en él - no importa cuánto te esfuerces, tu propio razonamiento se desmoronará debajo del peso de tus conjeturas. Por lo tanto, confiar en Mi con todo tu corazón es tu única opción. 

 

Cree que, aun en esta aparente tragedia, Mi amor y Mi sabiduría reinan supremo.  

 

Cree, no porque entiendes el sentido y el significado y el propósito final de todo.  

 

Cree, porque sabes en Quien has puesto tu confianza, y porque estás segura de que Yo soy capaz de guardar lo que Me has confiado hasta el día de Mi regreso. (2 Timoteo 1:12) 

 

Cree en Mí, y en mi eterno amor para contigo y para tus seres amados. 

 

Cree en Mí, "Porque Yo sé muy bien los planes que tengo para Uds., afirma el Señor, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza." (Jeremías 29:11) Quizás en estos momentos, no parezca ni suene ni se sienta que esas palabras sean la verdad – ¡pero esfuérzate y sé valiente, no te rindas ni claudiques, y un día vivirás la fidelidad de esas palabras! 

 

Hoy es el funeral. Hoy es el último "adios" terrenal para la mujer de Dios cuya vida se acabó por el descuido de otro. Hoy, y en todos los días que vendrán, el corazón de muchos se sentirá cargado, los ojos estarán llenos de lágrimas, el espíritu se afligirá y hará luto, y la mente seguirá haciendo preguntas. 

 

Pero hoy también es el primer día de muchos que vendrán, para escoger levantarse y CONFIAR: Tomar Refugio Bajo Ternura Salvífica. 

 

¡Y para descubrir que ese Refugio Tomado de verdad es una Ternura Salvífica!



Más Reflexiones [+]