El Hombre Billy Graham - II

El Hombre Billy Graham - II Compartelo



Jueves, Febrero 22 2018

 

Si no has leido El Hombre Billy Graham I todavia, te invito a que lo hagas en el siguiente link antes de seguir leyendo aqui:

http://www.reflexionesparavivir.com/reflexion/2108/el-hombre-billy-graham-i/ 

 

¿Quién era BILLY GRAHAM? ¿Cómo se hace un resumen de un hombre y de una vida que han impactado tanto al mundo entero?

 

Aqui: la continuacion de una charla que di en la Iglesia Shalom en mayo del 2014...

 

Poco tiempo después de esa noche trascendente de 1934 cuando Billy Graham entregó su corazón y su vida a Jesús, en 1936 salió de su casa para empezar sus estudios en la Universidad Bob Jones de Cleveland, Tennessee; y después, en 1937, se fue al Instituto Bíblico Florida de Tampa, donde además de aprender Biblia y teología por unos años, fue tratado fuertemente en su carácter y en sus dones.

 

Un día, uno de sus profesores lo desafío a dar una prédica a un grupo de hombres. Nunca en la vida había predicado. Preparó su sermón, y por días lo practicó delante del espejo, en la ducha, delante de sus amigos, hasta delante de … Bueno, ¡imaginate la escena!

 

Un día, se paró en las escalas del instituto bíblico frente a una pared llena de cabezas de animales de caza, y les predicó a ellas: “¿Cuál es tu problema? ¿Quieres ser salvo? ¿Y tú?  ¿Y tú? (señalando a una cabeza tras otra) ……. Bueno, como no me quieren responder, si Uds. se quedan chamuscando en el infierno, no me culpen a mi – ¡yo les advertí! ……. Bueno, listo, quizás crucé una línea con Uds. Dejaré que Dios decida quien va al cielo y quien va al infierno.” Un aseador parado al pie de las escaleras lo estaba escuchando y riéndose, y cuando Billy le preguntó que pensaba él, ofreció su opinión acerca de la prédica que Billy les había dado a las cabezas de animales: él dijo que había escuchado muchos excelentes predicadores en sus días en el instituto, y todos tenían una cosa en común: talento, mucho talento. Luego concluyó: “Y créeme cuando te lo digo, hijo, tú NO tienes talento! Jajajajaja!”

 

Cuando llegó el día de la prédica a los hombres, Billy Graham casi no logró entrar a la iglesia por la ansiedad tan grande que sentía. Por fin sí entró, y predicó un sermón verdaderamente desastroso. Demasiado largo, demasiado rápido, y demasiado aburridor. Pero aun así, cuando había terminado, el profesor que lo había invitado puso el brazo sobre el hombre de Billy y dijo: “Billy, tengo tantas expectativas para ver todo lo que Dios tiene en mente para ti! Seguro que tiene cosas muy, muy grandes para tu vida!”

 

Pero esas palabras de afirmación y esperanza fueron de las pocas que Billy Graham recibió en sus primeros años de estudio y ministerio. Porque, en un principio, no fue nada elocuente como predicador, aunque siempre había algo que a todos los dejaba impresionados: su sinceridad. Una joven que le gustaba a Billy le dijo un día que para nada estaba interesada en él, porque ella solamente pensaba salir y casarse con un hombre que iba a llegar lejos y hacer algo especial con su vida – y Billy definitivamente NO iba a llegar lejos y NO iba a hacer nada especial con su vida. Otro día un ejecutivo le gritó: “Joven, ¡nunca, nunca, NUNCA vas a servir para nada! ¿Me escuchas, hijo? ¡Lo único que tu tienes en tu futuro es fracaso! ¡Fracaso! ¡Y más fracaso!” Y Billy Graham mismo llegó a confesar: “Quizás no sirvo para todo esto…”

 

* Otra pausa en la historia … Amig@: ¿has escuchado lo mismo? ¿crees lo mismo? que tú NO tienes talento – que NO vas a llegar lejos – que NO vas a hacer nada especial con tu vida – que NUNCA vas a servir para nada – que lo único que tienes en tu futuro es fracaso. Amig@: no cree esas mentiras. Así como con la vida de Billy Graham, Dios sabe los pensamientos y los propósitos que tiene para ti, y son para bien y no para mal, para darte una esperanza y un futuro (Jeremías 29:11).

 

No: definitivamente los propósitos y los planes de Dios para la vida de Billy Graham no fueron de fracaso ni de mediocridad. A los 95 años, después de servirle a Dios por más de 70 años como el más reconocido, más respetado, y más influyente evangelista del siglo 20, Billy dijo:

 

“Cuando comencé a predicar hace muchos años, no fue con ningún pensamiento de que un día estaría predicando a públicos tan numerosos. Dios ha hecho esto!”

 

Y también: “De todas las cosas que yo he visto y escuchado en la vida, solo hay un mensaje que puede cambiar la vida y los corazones de las personas: LA CRUZ DE CRISTO. Yo sé que muchos reaccionarán a este mensaje, pero es la verdad. Y con todo mi corazón, yo quiero dejarles con la verdad. Amigo: Dios te ama, y está dispuesto a perdonar todos tus pecados.” Dijo que entendía que para algunos, la cruz es ofensiva, que la gente no quiere escuchar que son pecadores, que no les gusta que la cruz no sugiere sino exige un nuevo estilo de vida, ser hecho una persona nueva. Pero el hecho de que no les guste, que la perciban ofensiva – no quita nada de su veracidad. “Solo hay un mensaje que puede cambiar la vida y los corazones de las personas: LA CRUZ DE CRISTO.”

 

Durante sus años de estudios teológicos, Billy trabajaba como vendedor de cepillos de la marca Fuller. Iba de casa en casa, tocaba las puertas, y cuando éstas se abrían, con una sonrisa de oreja a oreja decía:

 

“Buenos días, señora. Mi nombre es Billy Graham. ¡Y yo estoy aquí para cambiarte la vida!”

 

No fue con cepillos Fuller, obviamente, sino con el mensaje de amor y perdón y salvación en Jesucristo, que Billy Graham resultó de verdad siendo usado por Dios para cambiarles la vida a muchas, muchas, muchas personas en todo el mundo.

 

Amig@: si Dios lo pudo hacer con Billy Graham, lo puede hacer contigo también. No importa de donde hayas venido, no importa como ha sido tu vida hasta ahora, si tú sinceramente entregas tu corazón y tu vida a Jesucristo, Él puede hacer cosas maravillosas contigo, y Él puede usar tu vida para cambiarles la vida de muchas personas para bien. ¡No lo dudes! A pesar de todo los tropiezos iniciales que tuvo Billy Graham, él no lo dudó. Llegó lejos e hizo algo especial con su vida. Si él lo logró, tu también lo puedes lograr. ¡Créelo! 

 

Mañana, aquí en www.reflexionesparavivir.com:

EL HOMBRE BILLY GRAHAM – SU LEGADO. 



Más Contenidos [+]