Esperanza Para Los Momentos Dificiles

Esperanza Para Los Momentos Dificiles Compartelo



Martes, Mayo 15 del 2018

 

Estás confundido? Incierto? Perdido? Sin saber para dónde ir, qué hacer, cómo hacerlo?

 

O estás cansado y agotado? Al final de tus fuerzas físicas, mentales y emocionales? Sin ánimo y sin energía para seguir adelante?

 

O te sientes quebrantado? Tu cuerpo desbaratándose? Tu corazón hecho añicos? Tu mente dañada? Tu espíritu aplastado?

 

En algún momento de nuestro atravesar por este mundo, para algunos más temprano que tarde, todos llegamos a esto:

 

- una encrucijada en nuestras vidas donde simplemente no sabemos cuál es la respuesta correcta

- un agotamiento debilitante donde poner un pie frente al otro, o simplemente respirar, parece demasiado esfuerzo

- un rompimiento de nuestras almas, una pérdida y un duelo aparentemente demasiado difícil para soportar

 

Gracias a Dios, yo sé adónde ir cuando yo me encuentro en esos momentos y en esos lugares. Yo sé, porque lo he leído y lo he experimentado como verdad. Entonces, lo creo.

 

"Porque las cosas que se escribieron antes,

para nuestra enseñanza se escribieron,

a fin de que

por la paciencia y la consolación de las Escrituras,

tengamos esperanza."

(Romanos 15:4 – RV1960)

 

"De hecho,

todo lo que se escribió en el pasado

se escribió para enseñarnos,

a fin de que,

alentados por las Escrituras,

perseveremos en mantener nuestra esperanza."

(Romanos 15:4 – NVI)

 

Necesito enseñanza e instrucción porque he llegado a un cruce en mi vida, y estoy completamente insegura qué hacer? Entonces voy a las Escrituras, a la Biblia, a la Palabra de Dios. Porque "Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra." (2 Timoteo 3:16-17) La Palabra inspirada de Dios me enseña lo verdadero y lo correcto, y así estoy preparada y equipada para tomar decisiones sabias para mi vida.

 

Necesito fuerzas renovadas para perseverar y permanecer y seguir hacia adelante en mi vida? Entonces voy a las Escrituras, a la Biblia, a la Palabra de Dios. "De angustia se me derrite el alma: susténtame conforme a tu palabra." (Salmo 119:28) La Palabra de Dios apunta a Dios, y Dios es la fortaleza de mi corazón débil y agotado y tambaleante.

 

Será que mi vida quebrantada necesita nuevo ánimo, sanidad y restauración? Será que necesita ser reconstruida para ser íntegra otra vez? Entonces voy a las Escrituras, a la Biblia, a la Palabra de Dios. Allí me reafirma que "El sana a los quebrantados de corazón, y venda sus heridas." (Salmo 147: 3) Allí me recuerda que "Mi carne y mi corazón desfallecen; mas la roca de mi corazón y mi porción es Dios para siempre." (Salmo 73:26)

 

Querid@ amig@: las Escrituras son vivas! No son simplemente tinta negra muerta sobre papel blanco, ni letras sin vida en una pantalla digital. La Palabra de Dios es muy viva, activa y poderosa para hablar a tu vida y para traer los cambios y las transformaciones que tanto anhelas y por los cuales tanto oras. (Hebreos 4:12)

 

Hace miles de años, estas palabras fueron escritas en la Biblia: "Y ni una sola de las buenas promesas del Señor a favor de Israel dejó de cumplirse, sino que cada una se cumplió al pie de la letra." (Josué 21:45)

 

Hoy es igual: "Todas las promesas que ha hecho Dios son "sí" en Cristo." (2 Corintios 1:20)

 

Entonces querid@ amig@: en todo tiempo y en toda circunstancia, te invito y te animo ir a la viva y poderosa Palabra de Dios. Allí, y solo allí, encontrarás la esperanza y el aliento que necesitas para que puedas esperar con paciencia el cumplimiento de todas las promesas de Dios para tu propia vida.



Más Reflexiones [+]