Agarrado Por Dios

Agarrado Por Dios Compartelo



Martes, Mayo 1 del 2018

 

Me acuerdo de esos días hace tantos años ya, cuando nuestro hijo Andrew todavia era pequeño. 

 

Si íbamos a cruzar una calle - o si estábamos parados en algun lugar muy alto y pendiente - o simplemente si Andrew necesitaba sentirse seguro...

 

Yo tomaba la manito chiquita de él en la mía, la agarraba duro y fuerte, le decía que hiciera lo mismo - y nos sentábamos o parábamos o cruzábamos de forma segura, y juntos. 

 

Pero, aun que nuestro chiquito me agarraba con todas sus fuerzas, yo nunca dependía de su apretón. Siempre fue la mano fuerte mia agarrando la de él que lo mantenía a salvo y seguro. 

 

Me acordé de esos tiempos lejanos hace unos dias, cuando una vez más estaba leyendo Isaias 41 - y cuando trataba de hacerme una imagen de los versiculos 10 y 13 juntos...

 

 

“No temas, porque yo estoy contigo; 

no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; 

siempre te ayudaré, 

siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia … 

Porque yo Jehová soy tu Dios, 

quien te sostiene de tu mano derecha, 

y te dice: 

No temas, yo te ayudo.” 

(Isaías 41:10,13)

 

La imagen de arriba es la que vi...

 

Y los pensamientos abajo son los que reflexioné...


Me fascinan estos dos versículos de Isaías 41 – y me fascina leerlos juntos: dos veces Dios nos dice que no temamos, sea la situación en la cual nos encontremos que sea, simplemente porque Él es Jehová nuestro Dios y Él está con nosotros – dos veces nos promete que Él nos ayudará, siempre – y nos asegura que nos esforzará, y por tanto no debemos desmayar.


Pero más que todo, me fascinan estos dos versículos por la imagen que sugieren: “… siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia … Porque yo Jehová soy tu Dios, quien te sostiene de tu mano derecha …” Imagínalo: la diestra, la mano derecha, de Dios agarrada de tu mano derecha, sustentándote, siempre. La diestra de Dios es una mano de justicia y de rectitud, y por eso te puede sostener y defender. La diestra de Dios es una mano que agarra la tuya para nunca soltarte. Esta imagen evoca una sensación de poder, de seguridad, de confianza y de descanso – con la mano poderosa de Dios aferrada a la tuya, no hay que temerle a nada ni a nadie. “… Jehová es la fortaleza de mi vida; ¿de quién he de atemorizarme?” (Salmo 27:1b)


Amigo: la próxima vez que te encuentres “entre la espada y la pared”, como se dice coloquialmente, recuerda esta imagen – recuerda con fe que Dios no te ha dejado solo – recuerda con convicción que la mano derecha de Dios se ha asido de la mano derecha tuya, y que nunca te dejará, nunca te abandonará, nunca te soltará. Puedes contar con Su diestra de justicia, siempre.

 

P.D. Al escribir y volver a escribir esta reflexión, acabo de leer las noticias de Avicii, el mundialmente famoso DJ y productor musical de 28 años de Suecia al cual encontraron muerto en el país de Oman la semana pasada. En una declaración reciente de su familia, Tim Bergling (alias Avicii) "no podia seguir" y "quiso encontrar la paz". Luchando con una vida de fama y fiestas interminables, una salud precaria y estrés y ansiedad en extremo, aparentemente fue demasiado para él. Personalmente nunca había escuchado de él, ni había escuchado su música - pero su muerte tan súbita y tan trágica me ha entristecido. Será que un día él extendió su mano derecha para aferrarse a Dios? Será que un día él conoció la mano derecha de Dios bajando para agarrar la de él? Será que, quizás aun en los últimos momentos de su vida terrenal, él experimentó la presencia y la fortaleza de Dios sosteniéndolo, quitando sus temores, y dándole paz? Espero que sí... de verdad, espero que sí. 


Más Contenidos [+]