Jesus Dijo: YO SOY - Parte I

Compartelo



Martes, Julio 24 del 2018

 

 

Definitivamente es con mucho temor y temblor que aún considero escribir acerca de este último “YO SOY” que Jesús habló de Sí mismo. De hecho, si no hubiese prometido toda la serie de ¿QUIEN ERES, SEÑOR?, me hubiese echado atrás ahora — y hubiese dejado los “Yo soy” de Jesús a los supuestamente más sencillos y más gráficos “Yo soy” mencionados en el Evangelio de Juan.

 

Porque, ¿cómo puede un ser humano finito, y uno tan pequeño y humilde como yo, pensar que podría comprender y mucho menos presumir que podría reflexionar y exponer las palabras de Jesús cuando dijo: YO SOY?

 

Pero yo lo prometí, entonces lo voy a intentar…

 

Así que, ¿qué hay en un nombre?

 

En nuestro mundo moderno de hoy, los nombres para los bebés recien nacidos normalmente se basan en los nombres que están a la moda en el momento, los gustos y los disgustos de los padres para los nombres, nombres que suenan bien con los apellidos, y nombres que honran a generaciones pasadas en las familias…

 

Pero en tiempos antiguos, los nombres tenían un significado mucho más trascendente. Un nombre significativo se escogería y se otorgaría a una persona en particular con vista a su caracter y su destino. Siempre era un nombre en el cual se esperaba que la persona se transformaría.

 

Dios también tiene nombres que describen Quién es.

 

Elohim (o Elohay) es el primer nombre para Dios que se menciona en la Biblia. De hecho, el primer versículo dice: “En el principio Elohim creó los cielos y la tierra.” (Génesis 1:1) Este nombre en particular se usa más de 2600 veces a través del Antiguo Testamento. Viene de una palabra raíz hebrea que significa “fuerza” o “poder”. Interesantemente, es un nombre en forma plural, pero describe el Unico e Incomparable Dios. Elohim se combina muchas veces con otras palabras que describen ciertas características de Dios: Elohay Elohim significa Dios de Dioses (Deuteronómio 10:17); Elohim Chaiyim significa Dios Viviente (Jeremías 10:10); y Elohim Yishi significa Dios De Mi Salvación (Salmo 18:46)… para dar solo unos pocos ejemplos.

 

Otro nombre para Dios utilizado unas 200 veces en el Antiguo Testamento es El, que basicamente es un forma sencilla del nombre Elohim. Este nombre también se combina con otros nombres para describir a Dios: El Elyon significa El Dios Altísimo (Génesis 14:18); El HaGadol significa El Gran Dios (Deuteronómio 10:17); y El Olam significa El Dios De La Eternidad (Génesis 21:33)… otra vez, para dar solo unos pocos ejemplos.

 

Pero, hay un nombre para Dios que es único y especial por encima de todos los otros nombres para El. Y ese nombre es YHWH.

 

Es usado más de 6800 veces en el Antiguo Testamento, indicando así una insistencia de parte de Dios de que El quería hacerse conocer no como una deidad genérica con un título, sino como una persona específica con un nombre.

 

Este nombre, YHWH, se conoce como el Tetragrammatón, que significa sencillamente “las Cuatro Letras”.

 

El nombre viene de la palabra hebrea para “ser” — y declara el Ser Absoluto de Dios.

 

Si la pronunciación correcta es “Yahweh” o es “Jehová”, de verdad no lo saben los eruditos bíblicos — porque “las Cuatro Letras” originales son solo consonantes sin las vocales.

 

A través de la historia, y por temor de usar este nombre sagrado en vano, YHWH casi siempre ha sido traducido como “Adonai” en el hebreo y como “SEÑOR” en mayúscula en español — lo que parece ser algo incorrecto, porque “Adonai” y "SEÑOR” son títulos, mientras que YHWH es el nombre correcto de Dios.

 

Así como Elohim y El, YHWH también se combina con otras palabras para describir más especificamente quién es Dios: YHWH Elohim significa SEÑOR Dios (Génesis 2:4); YHWH O’saynu significa El SEÑOR Nuestro Hacedor (Salmo 95:6); y YHWH Shalom significa El SEÑOR de Paz (Jueces 6:24)… otra vez , para dar solo unos pocos ejemplos.

 

(información tomada de https://www.allaboutgod.com/names-of-god.htm)

 

Entra de nuevo aqui en Reflexiones Para Vivir este miercoles agosto 8 para leer JESUS DIJO: YO SOY - PARTE II. 



Más Contenidos [+]