Entonces... Quien Eres, Senor? - Parte II

Compartelo



Jueves, Agosto 16 del 2018

 

 

Si no lo has hecho todavía, te animo a que leas

ENTONCES... ¿QUIEN ERES, SEÑOR? - PARTE I

aquí:

http://www.reflexionesparavivir.com/reflexion/2271/entonces-quien-eres-senor-parte-i/

antes de seguir leyendo aqui...

 

JESUS dijo: YO SOY LA RESURRECCION Y LA VIDA

 

Jesús en Si mismo ES resurrección y ES vida. Solo tiene que pronunciar las palabras, y lo que antes estaba muerto ahora es avivado, y lo que antes estaba sin vida ahora recobra la vida. El tiene el poder para conquistar la muerte física, y para resucitar cuerpos difuntos a una nueva vida. Pero también tiene el poder para vencer la muerte espiritual, es decir nuestra separación de Dios en esta vida y en la otra, y para ofrecerles vida eterna a todos los que en El creen.

 

Hay áreas en tu vida que están muertas? descomponiéndose? sintiéndose como huesos secos? ¡Lee estas palabras y cree que el Espíritu de Jesús puede resucitarlas y traerles nueva vida! “Y, si el Espíritu de aquel que levantó a Jesús de entre los muertos vive en Uds., el mismo que levantó a Cristo de entre los muertos también dará vida a sus cuerpos mortales por medio de su Espíritu, que vive en Uds.”

 

JESUS dijo: YO SOY EL CAMINO, LA VERDAD Y LA VIDA

 

Muchas personas andan por la vida como Alicia en el País de las Maravillas: preguntando por el camino a seguir, sin saber y sin importarles adónde quieren llegar, contentos simplemente con llegar a “alguna parte” — por lo tanto caminan y caminan, pero nunca saben cuando han llegado, porque nunca tuvieron un final claro en la mente.

 

Como lo afirmó Jesús, El mismo es tanto EL CAMINO y esa “alguna parte” donde nos urge llegar. El es el blanco, El es la meta — pero también es la vía para llegar. “De hecho, en ningún otro hay salvación, porque no hay bajo el cielo otro nombre dado a los hombres mediante el cual podamos ser salvos.”

 

Como lo afirmó Jesús, El mismo es LA VERDAD: no “una” verdad ni “una de muchas” verdades — y no una verdad relativa ni subjectiva. Sino “la” VERDAD: la única esencia de absoluta rectitud e integridad. Sus palabras y Sus caminos son nuestro fin, y nuestros medios para llegar a ese fin.

 

Como afirmó Jesús, El mismo es LA VIDA: solo El es y ofrece vida abundante aquí en la tierra, y vida eterna en el cielo.

 

¿Tú conoces a Jesús como el Camino, la Verdad y la Vida en tu propio caminar aqui en la tierra?

 

JESUS dijo: YO SOY LA VID VERDADERA

 

Dios Padre es el labrador o el viñador - el dueño y el guardián de la viña. El es él que limpia y levanta, que poda y corta los pámpanos — y El cuida y cosecha las uvas.

 

Jesús es la vid, “el tronco de la planta, que sale del suelo… La vid termina en un gran nudo, del que salen los pámpanos en todas las direcciones, siguiendo un enrejado de alambre.”

 

Tú y yo somos los pámpanos de la vid, el centro de atención de los esfuerzos del labrador, porque los pámpanos son los que producen el fruto.

 

El ilustre John Piper oró una vez: “Señor, permíteme hacer una diferencia para Ti, una diferencia que sea completamente desproporcionada con lo que yo soy.” De eso se trata el llevar fruto en la viña de Dios. Porque, cuando todo se haya dicho y hecho, yo soy un simple pámpano sin vida y sin poder, que — si no estoy íntimamente conectado con Jesús, la verdadera Vid que da vida — nunca podré producir ni una sola uva. Generar y dar cualquier fruto, y ni hablar de generar y dar mucho fruto y fruto que permanezca, solo sucederá desproporcionado con lo que yo soy — y completamente proporcionado con la increíble y sublime gracia de la vida fructífera de Jesús en mí.

 

Entra de nuevo aqui en Reflexiones Para Vivir este sábado agosto 4 para leer ENTONCES... ¿QUIEN ERES, SEÑOR? - PARTE III. 



Más Contenidos [+]