Por Que Maria?

Compartelo



Jueves, Noviembre 29 del 2018

 

¿Te has preguntado una vez por qué Dios escogió a María para ser la madre terrenal de Su Hijo Jesús? No era más que una joven de unos 15 o 16 años – venia de una familia muy modesta de la cual ni conocemos los padres, y de un pueblo muy humilde llamado Nazaret de Galilea. ¿Por qué ella? ¿Por qué no una mujer mayor, con más experiencia de vida, de una familia más pudiente y más prestigiosa, y de una ciudad más grande y renombrada?

 

 

Dios escogió a María porque Él no mira ni valora lo que nosotros, los seres humanos, miramos y valoramos. Nosotros nos fijamos en lo exterior, en lo que se ve, mientras Dios se concentra en lo interior, en lo que no se puede ver, en lo que hay en el corazón. “Jehová no mira lo que mira el hombre; pues el hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero Jehová mira el corazón.” (1 Samuel 16:7) Y como el corazón de María era sensible y devoto a Dios, Dios la favoreció a ella.

 

Te invito a que leas Lucas 1:26-56 – y después desglosaremos algunas razones por las cuales Dios pudo haber escogido a María como la madre terrenal de Su Hijo Jesús:

 

1) María era una mujer apartada, pura y consagrada – “… y el nombre de la virgen era María.” (v.27)

 

2) María era una mujer humilde y sencilla, que reconocía su dependencia de Dios –  “He aquí la sierva del Señor …” (v.38) – “… Dios mi Salvador … ha mirado la  bajeza de su sierva …” (vs. 47,48)

 

3) María era una mujer sumisa y obediente a las órdenes de Dios – “… hágase conmigo conforme a tu palabra.” (v.38)

 

4) María era una mujer llena de fe – su prima Elisabet dijo de ella: “Y bienaventurada la que creyó, porque se cumplirá lo que le fue dicho de parte del Señor.” (v.45)

 

5) María era una mujer llena de alabanza – “Entonces María dijo: Engrandece mi alma al Señor.” (v.46)

 

6) María era una mujer llena de gozo, aun cuando lo más imposible y lo más inverosímil le estaba sucediendo – “ … mi espíritu se regocija en Dios mi Salvador.” (v.47)

 

7) María era una mujer de las Sagradas Escrituras, de la Palabra de Dios – en El Magnificat, su hermosa adoración a Dios, ella demostró haber conocido muy bien los pasajes y los temas del Antiguo Testamento concerniente al Mesías que había de venir (vs.46-55)

 

8) María conocía muy bien al Dios que servía – para ella, Él era el “Señor”, “Dios mi Salvador”, “el Poderoso”, el “Santo”, el hacedor de “proezas”, el exaltador de los “humildes”, el dador de “misericordia” de generación en generación (vs.46-55)

 

 

Cuando el ángel Gabriel fue enviado por Dios a darle las buenas nuevas a María – de que ella, siendo virgen, iba a concebir y dar a luz a un hijo que se llamaría “Hijo del Altísimo” – él le dijo: “… ¡Salve, muy favorecida! El Señor es contigo; bendita tú entre las mujeres … has hallado gracia delante de Dios.” (vs. 28 y 30)

 

Amig@: los ojos de Dios miran por toda la tierra, buscando más “Marías – hombres y mujeres apartados, humildes, fieles, bíblicos, llenos de alabanza y oración y gozo como María – a través de los cuales Él puede llevar a cabo Sus propósitos y Sus planes eternos para el bien de la humanidad. ¿Será que tú y yo somos de ellos? ¿Será que tú y yo también somos favorecidos y benditos, porque hemos hallado gracia delante de Dios? Que así sea.



Más Contenidos [+]