Barro Visualizado

Compartelo



Jueves, Febrero 21 del 2019

 



Que yo sepa, mucho antes de empezar una obra en arcilla, un alfarero ya tiene en la mente y en el corazón una idea definida y una imagen clara de lo que quiere elaborar: una vasija, un jarrón, un plato, un florero, un candelabro – así de alto y así de ancho – con o sin picos y orejas – sencillo o decorado. Ya tiene pensado cómo quiere que sea, y qué uso le quiere dar.

Y así es el Alfarero celestial con nosotros, Su creación de barro: “Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis.” (Jeremías 29:11)

Amig@: ¿tú sabes que Dios piensa en ti? ¿tú sabes que Él está pendiente de ti, y considera tus caminos? ¿tú alcanzas a comprender lo que significa el hecho de que el soberano y todopoderoso Dios del cielo tiene planes de bienestar y no de calamidad para tu vida, para que tengas esperanza y un buen futuro?

De hecho, no solo piensa en ti en este momento, en el presente. Pensó en ti aun antes de que fueses concebido y formado en el vientre de tu madre: “Porque tú formaste mis entrañas; tú me hiciste en el vientre de mi madre. Te alabaré; porque formidables, maravillosas son tus  obras; estoy maravillado, y mi alma lo sabe muy bien.  No fue encubierto de ti mi cuerpo, bien que en oculto fui formado, y entretejido en lo más profundo de la tierra. Mi embrión vieron tus ojos, y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas que fueron luego formadas, sin faltar una de ellas. !Cuán preciosos me son, oh Dios, tus pensamientos! !Cuán grande es la suma de ellos!” (Salmo 139:13-17)

Amig@: ¡piénsalo! Dios tiene pensamientos grandes y preciosos acerca de ti – tú, como Su creación, eres una obra formidable y maravillosa – aunque al ojo humano te formaste en un vientre oculto, Dios vio tu embrión y tus entrañas – y aun antes de que fueses creado, Él tenía escrito en Sus libros todo acerca de ti. ¡¿No estás maravillado?! ¡¿No sientes deseos de alabarlo?!

Pablo lo dijo así en la epístola a los efesios: “Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.” (2:10) “Somos hechura suya” – pero no cualquier “hechura”: la palabra en griego es “poiema”, y significa obra de arte u obra maestra, y de esa palabra sale la palabra “poema” en español. Es decir, somos cada uno una obra de arte creada por Dios con intención e interés, con plan y diseño, con propósito y con belleza.

Amig@: ¿lo puedes creer? Tú, así como tú eres, eres un “poiema” creado por Dios, una obra maestra que Él ideó y diseñó – primero en Su mente y corazón, y luego del polvo de la tierra para que tú fueras la persona que tú eres. No eres un error o una equivocación, no eres un accidente o un percance, no eres un inconveniente, no eres un problema. Tú eres el “poiema” que Dios había soñado antes de que fueses formado – y que luego Él, como Alfarero celestial, elaboró para que vivieras con bienestar y paz y esperanza, y para que anduvieras en las buenas obras que Él preparó de antemano contigo en mente.

 

“Esto se escribirá para las generaciones futuras,
para que un pueblo aún por crear alabe al SEÑOR.”
 (Salmo 102:18)



Más Contenidos [+]