Mi Vida - Un Lugar de Fortaleza

Compartelo



Martes, Mayo 14 del 2019

 

A través de Isaías 35, estamos mirando las cinco marcas que deberían caracterizar la vida de las personas sometidas bajo el reinado del Rey Jesús. La semana pasada vimos la primera marca: Mi Vida Se Volverá Un Lugar de Belleza y de Canto. 

 

Hoy, miraremos la segunda marca: Mi Vida Se Volverá Un Lugar de Fortaleza (vs.3,4).

 

 

“Fortaleced las manos cansadas,

afirmad las rodillas endebles.

Decid a los de corazón apocado:

Esforzaos, no temáis;

he aquí que vuestro Dios viene con retribución, con pago;

Dios mismo vendrá, y os salvará.”

 

¿Cómo está mi vida sin la presencia del Rey? Mis manos están cansadas, fatigadas de trabajar y servir. Mis rodillas están endebles y debilitadas. Mi corazón está apocado, inseguro y retraído, acomplejado y tímido. 

 

Pero llega el Rey, y mis manos se fortalecen, mis rodillas se afirman, mi corazón se esfuerza y no teme. 

 

¿Y a qué se debe este cambio? “Dios mismo vendrá, y os salvará.” Dios mismo traerá la fuerza que necesito para seguir. Me dará la valentía para soportar los problemas y las pruebas, y la determinación para resistir las tentaciones. Me dará Su fortaleza para poder servirle, al poner Su mano poderosa en el guante débil de mi vida. 

 

Como dice el profeta Isaías en otra porción de su libro:

 

“¿Por qué dices, oh Jacob, y hablas tú, Israel: 

Mi camino está escondido de Jehová, 

y de mi Dios pasó mi juicio? 

¿No has sabido, 

no has oído que el Dios eterno es Jehová, 

el cual creó los confines de la tierra? 

No desfallece, ni se fatiga con cansancio, 

y su entendimiento no hay quien lo alcance. 

El da esfuerzo al cansado, 

y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas. 

Los muchachos se fatigan y se cansan, 

los jóvenes flaquean y caen; 

pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; 

levantarán alas como las águilas; 

correrán, y no se cansarán; 

caminarán, y no se fatigarán.” 

(40:27-31)

 

Amig@: ¿cómo es tu vida hoy? ¿Sigue siendo un lugar inseguro, frágil y sin vitalidad? ¿Es una vida de debilidad y cansancio constantes? ¿Es una vida agotada, acabada, destruida? 

 

¿O tu vida se está transformando en un lugar de fortaleza – una vida robusta, vigorosa, llena de energía, de coraje, de tenacidad y de dinamismo? 

 

Amig@: recuerda – “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.” (Filipenses 4:13) 

 

(“Sedientos de Dios”, Dr. Keith Price)



Más Contenidos [+]