A Pesar del Camino Cuesta Arriba, Escoge el Gozo - El Legado de Geoff Richards

Compartelo



Martes, Septiembre 10 del 2019

 

¿El camino serpentea hasta arriba?

Sí, hasta bien al final.

¿Y el viaje tomará todo el día?

Desde la mañana hasta la noche, amigo mío.

 

Estas palabras difíciles escritas por Christina Rossetti empezaron el correo electrónico Notas de un Peregrino de Junio 2012 de Geoff Richards titulado “El Camino Cuesta Arriba”.

 

Y luego Geoff mismo escribió: “Confío que te encuentres bien y perseverando a la Luz de Proverbios 4:18 que está por delante! Hoy hace 55 años empecé mi travesía eterna con Cristo, y hoy en el año 1968 empecé un gozoso caminar de 38 años con Jeanne que arrancó en la India. El camino con Él definitivamente serpentea cuesta arriba y la Cima a veces parece estar muy lejos, pero el gozo en el Camino ayuda a nivelar la senda.”

 

 

A pesar de su severo diagnóstico de cáncer del año anterior, él escribió acerca de seguir “en el Camino del Rey” – acerca de estar “bien ocupado con los negocios del Reino” – acerca de “compartir a Jesús y Su gozo” – acerca de tener “múltiples oportunidades de hablar Vida en el Nombre de Jesús a muchos… mi ocupación preferida de todos los tiempos”.

 

“¡No hay nada común y corriente cuando se trata de la Vida en Cristo Jesús! El camino cuesta arriba tiene sus luchas, pero es un camino lleno de vida y de la excelente compañía de innumerables peregrinos gozosos comprometidos con una sola visión: seguir en pos de lo Supremo – hasta llegar a la puerta abierta de un cielo que nos da la bienvenida (Hebreos 12:22-24).”

 

De hecho, al pasar de los años Geoff expresaba cada vez más gratitud y más gozo por sus “Compañeros del Camino”, escribiendo: “Soy un hombre rico en mis amigos fieles” y “la Familia de Dios se vuelve cada vez más amada al estar madurando lentamente todos juntos en el Sol del Hijo de Dios.”

 

Interesantemente, lo que a veces me hablaba más profundamente en sus escritos fueron sus palabras de cierre: siempre tan significativas, tan precisas, tan llenas de gozo, tan llenas de reverencia y honor por Su Señor…

 

“Dios los bendiga a todos al proseguir en Cristo Jesús…”

 

“Tan agradecidamente de El…”

 

“Gozosamente en la travesía con Uds. en Él…”

 

“Con un cántico gozoso al ver la obra de Sus manos…”

 

“En el Suyo, el mejor de los vínculos…”

 

Geoff escribió que “no hay nada común y corriente cuando se trata de la Vida en Cristo Jesús” – y ciertamente no había “nada común y corriente” en la vida de Geoff en Cristo Jesús: cada día escogía la Vida y la bendición – cada día escogía la Luz y el gozo – cada día escogía tener un corazón agradecido – en las palabras tan conocidas y tan amadas de Oswald Chambers, cada día Geoff escogía seguir “En Pos de lo Supremo”.

 

El camino de Geoff siempre serpenteó hasta arriba. El sabia muy bien que “no hay corona sin cruz”. Mas sin embargo, cada día prosiguió hacia la Luz y la Cima que tenia por delante. Y ahora él, quien cogió su cruz y la llevó del comienzo hasta el fin, puede declarar las mismas palabras que el apóstol Pablo escribió a su amado discípulo Timoteo hace unos 2000 años: “He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe. Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día…” (2 Timoteo 4:7-8)

 

¡Qué legado ha dejado atrás este hombre! Un testimonio de profundas verdades y palabras proclamadas – el testimonio de una vida bien y hermosamente vivida en Cristo!

 

Cierro estas reflexiones acerca del legado de mi amigo australiano Geoff Richards con las palabras de cierre de uno de sus Notas de un Peregrino que más me gustan…

 

“Siempre en el Suyo, el mejor de todos los nombres.” 



Más Contenidos [+]