Y Su Nombre Sera...

Compartelo



Martes, Noviembre 26 del 2019

 

 

En febrero del año 1881, en Inglaterra, el gran “Príncipe de los Predicadores” Charles Haddon Spurgeon dijo lo siguiente acerca de Jesucristo: “Yo sé que mis palabras no Lo pueden honrar según Sus méritos: quisiera que pudieran. De hecho, me vuelvo menos y menos satisfecho con mis pensamientos y mi lenguaje con respeto a Él. Él es demasiado glorioso para que mis palabras débiles Lo describan. Si yo hablase lenguas humanas y angélicas, no podría hablar de Él como se lo merece. Si pudiese prestar todas las armonías de los cielos, y reclutar cada arpa y cada canción de los glorificados, aun así la música no sería suficiente dulce para cantar Sus alabanzas. Nuestro glorioso Redentor es bendecido por siempre: bendigámoslo.”

 

Si Ud. hubiese podido escoger su propio nombre, ¿cuál hubiese sido? ¿Sería el mismo nombre que ya tiene, o uno distinto? ¿Por qué hubiese seleccionado ese otro? ¿Porque le gusta cómo suena? ¿O porque tiene un significado especial para Ud.? ¿Será que describe mejor su personalidad o su carácter que el nombre que tiene?

 

¿Y qué tal su apellido? ¿Cuál es? ¿Sabe de dónde viene? Muchos apellidos tienen orígenes bien interesantes.

 

Entonces, ¿qué tal el nombre y el apellido suyos? Sería interesante conocer el origen, el por qué, ¿no es así?

 

En la sociedad antigua hebrea, los israelitas tomaron muy en serio el nombrar un recién nacido. Nunca daban nombres de moda o nombres que simplemente sonaban bien. Querían que sus hijos tuvieran nombres significativos, nombres que no solo los identificaban sino que también los describieran.

 

Por eso, Jesucristo tiene tantos nombres y títulos y frases que lo describen en la Biblia – porque Él mismo es infinito, sin límites, multi-dimensional, polifacético e indescriptible. Pero aun así, Él se nos revela a través de Sus muchas designaciones para que Lo podamos conocer y comprender, apreciar y amar.

 

A través de toda la Biblia, hay más de 350 nombres que describen al Hijo de Dios. Algunos de ellos son los nombres que Le fueron dados en la Natividad – y son estos nombres que vamos a realzar y exaltar en los próximos días. 

 

"Porque un niño nos ha nacido,

¡un hijo nos ha sido concedido!

Sobre sus hombros llevará el principado,

Y SU NOMBRE SERA…"

(Isaías 9:6)

 

El apóstol Pablo escribió en su carta a los Filipenses, hablando de Jesucristo: 

 

“… Dios … le exaltó hasta lo sumo,

y le dio un nombre que es sobre todo nombre,

para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla

de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra;

y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor,

para gloria de Dios Padre.”

(Filipenses 2:9-11)

 

Amig@: oro y espero que, a través de estas reflexiones sobre algunos de los nombres que se Le dieron a Jesucristo cuando nació, podrás doblar tus rodillas en Su nombre, y con tu lengua confesar que Él es el Señor. Junto con los 4 seres vivientes, los 24 ancianos y millones de millones de ángeles que están en el cielo, confío que podrás dar honra y gloria, alabanza y adoración al que vive por los siglos de los siglos.



Más Contenidos [+]