Sobre Todo

Compartelo



Martes, Enero 14 del 2020

 

ANTE TODO: ése fue el título de mi última reflexion.

 

“Sabiduría ANTE TODO; adquiere sabiduría …” (Proverbios 4:7ª) Al engrandecerla en nuestras vidas, ella nos engrandecerá – al abrazarla, ella nos honrará – ella nos dará gracia y hermosura (4:8-9). Al no dejarla, ella nos guardará – al amarla, ella nos conservará (4:6). Al buscarla y recibirla, se nos multiplicarán años de vida (4:10). Al andar en su camino, no se estrecharán nuestros pasos, y no tropezaremos (4:12). “Mas la senda de los justos es como la luz de la aurora, que va en aumento hasta que el día es perfecto.” (4:18)

 

Según el Rey Salomón, quien escribió el libro de los Proverbios en la Biblia, para vivir una vida plena y bendecida ANTE TODO hay que adquirir sabiduría. Pero él también escribió las siguientes palabras:

 

 

“SOBRE TODA cosa guardada,

guarda tu corazón;

porque de él mana la vida.”

(4:23)

 

ANTE TODO: adquirir sabiduría …

 

SOBRE TODO: guardar el corazón …

 

Dice el sabio Salomon, que guardar las enseñanzas y los consejos que Dios nos da son “vida” y “medicina a todo el cuerpo”. Nuestros oídos deberían estar inclinados a Sus razones. Nuestros ojos no se deberían apartar de Sus palabras, y solo deberían mirar lo recto. Deberíamos apartar de nosotros la perversidad de la boca, y alejar de nosotros la iniquidad de los labios. Deberíamos examinar la senda de nuestros pies, para que todos nuestros caminos sean rectos y apartados del mal. (4:20-27)

 

Pero, “SOBRE TODA cosa guardada, guarda tu corazón; porque de él mana la vida.”

 

Sí, hay que guardar los oídos y los ojos, la boca y los labios y los pies. Pero, “SOBRE TODA cosa guardada, guarda tu corazón”. El “corazón” en el sentido bíblico va mucho más allá que solamente el aspecto emocional y sentimental en el cual pensamos hoy en día; el “corazón” en hebreo también es el centro de nuestro pensar y razonar, nuestro recordar y proyectar. Todo esto, todo lo que implica nuestro corazón, debemos guardar SOBRE TODAS las cosas. Porque de nuestro corazón nace y fluye la vida – nuestro corazón determina el rumbo de nuestra vida. Si guardamos y cuidamos nuestro corazón, viviremos vidas organizadas y bendecidas – si lo ignoramos y lo descuidamos, estaremos muertos en vida. Por eso, “SOBRE TODA cosa guardada, guarda tu corazón …”

 

Precisamente en estos días, una amiga me compartió otro versículo bíblico que habla del corazón. En la traducción Reina Valera del 1960, el Salmo 86:11 dice = “Enséñame, oh Jehová, tu camino; caminaré yo en tu verdad; afirma mi corazón para que tema tu nombre.” La Nueva Biblia Latinoamericana de Hoy lo traduce así = “Enséñame, oh Señor, Tu camino; andaré en Tu verdad; unifica mi corazón para que tema Tu nombre.” Y en la Nueva Versión Internacional dice = “Instrúyeme, Señor, en tu camino para conducirme con fidelidad. Dame integridad de corazón para temer tu nombre.”

 

En esta oración de David, el salmista está pidiendo un corazón afirmado, un corazón unificado, un corazón íntegro  –o  como lo dice en una traducción en ingles, un corazón no-dividido. Un corazón dividido es un corazón que tiene varios anhelos y deseos al mismo tiempo, que tiene una mezcla de intenciones y acciones todas a la vez. Un corazón no-unificado jala primero por aquí y luego por allá, y nunca está seguro y firme. Pero un corazón íntegro es un corazón totalmente entregado a Dios y solo a Dios – es un corazón afirmado y fuerte, que luego es capaz de andar fielmente en los caminos de verdad de Dios.

 

Amig@: ese corazón no-dividido, unificado e íntegro es el corazón que debemos guardar SOBRE TODA cosa guardada.

 

Y finalmente, me acuerdo de otro versículo bíblico que habla del corazón que siempre me ha alentado y desafiado, que dice = “Porque los ojos del Señor recorren toda la tierra para fortalecer a aquéllos cuyo corazón es completamente Suyo.” (2 Crónicas 16:9 - NBLH)

 

Oh Señor: dame un corazón no-dividido y unificado, íntegro y afirmado – y ayúdame a guardarlo y cuidarlo SOBRE TODA cosa guardada. Que Tus ojos, que recorren toda la tierra, reposen sobre mí con fortaleza y poder porque tengo un corazón que es completamente Tuyo. Amén. 



Más Contenidos [+]