Para Todo

Compartelo



Martes, Enero 21 del 2020

 

A principios de este año, al estar leyendo y meditando en la Palabra de Dios, vi diferentes versículos con la palabra TODO. En Proverbios 4:7, leí la expresión ANTE TODO, hablando de la sabiduría. En Proverbios 4:23, leí las palabras SOBRE TODO, hablando del corazón. Ya he escrito dos reflexiones acerca de adquirir sabiduría ANTE TODO y guardar el corazón SOBRE TODO. Si no las has leído, las encontrarás en la columna de los titulos de REFLEXIONES a tu derecha.  

 

Hoy quiero seguir con los TODOs. Hoy pensaremos en PARA TODO.

 

 

“Ejercítate para la piedad;

porque el ejercicio corporal para poco es provechoso,

pero la piedad para todo aprovecha,

pues tiene promesa de esta vida presente,

y de la venidera.”

(1 Timoteo 4:7b-8)

 

La piedad. ¿Qué es? ¿Qué significa? Es una reverencia y una devoción a Dios. También es un vivir santo y recto. Significa una consagración a Dios puesta en acción. Significa un carácter y un actuar como el de Jesús. La piedad es, primero, un pensar y una actitud hacia Dios. Estos dos desarrollan un carácter  devoto y consagrado. Y éste lleva a un comportamiento santo y piadoso.

 

Es esa piedad – esa actitud y ese actuar devotos – que debemos ejercitar. Así como uno hace ejercicio para la salud y la belleza del cuerpo, así debemos ejercitarnos (en otras traducciones, disciplinarnos o entrenarnos) para la piedad. Porque a la final, según el apóstol Pablo, el ejercicio del cuerpo es poco provechoso, pero el “ejercicio” para la piedad PARA TODO aprovecha, dado que promete beneficios para esta vida y la vida que viene. En esta vida, hagamos lo que hagamos para mantenernos jóvenes y saludables, sabemos que nuestros cuerpos se van desgastando y envejeciendo. Pero, si nos esforzamos para la piedad, si nos disciplinamos y nos entrenamos a vivir vidas consagradas y devotas delante de Dios, aunque nuestro cuerpo se esté deteriorando nuestro ser interior se estará renovando y fortaleciendo día tras día.

 

Así vivió Enoc, uno de los primeros patriarcas mencionados en la Biblia, el bis-abuelo de Noé. En Génesis 5:21-24 leemos que “caminó Enoc con Dios” (vs.22 y 24). Caminó con Dios día tras día tras día, por trescientos sesenta y cinco (365) años. Un día empezó a caminar con Él, y luego caminó con Él todos los días de su vida hasta el momento en que desapareció porque fue llevado por Dios. Como lo dice en Hebreos 11:5 = “… Enoc fue traspuesto para no ver muerte, y no fue hallado, porque lo traspuso Dios …” ¿Y por qué? ¿Por qué Dios haría semejante cosa con un ser humano? Dice el resto del versículo: “Por la fe Enoc fue traspuesto para no ver muerte, y no fue hallado, porque lo traspuso Dios; y antes que fuese traspuesto, tuvo testimonio de haber agradado a Dios.” Este versículo parece darnos dos motivos por los cuales Dios no permitió que Enoc viese la muerte: primero, Enoc vivió por fe – una fe que le permitió caminar con Dios no por lo que podía ver a su alrededor, sino por lo que sabía y creía de Él; y segundo, Enoc tuvo testimonio de haber agradado a Dios – él vivió una vida que satisfizo y complació a Dios, y todos a su alrededor podían ver este testimonio de vida. 

 

Amig@: te invito, hoy y todos los dias …

 

- a adquirir sabiduría ANTE TODO

- a guardar el corazón SOBRE TODO

- y a ejercitarte para la piedad que PARA TODO aprovecha

 

Disciplínate y entrénate para vivir una vida devota y consagrada a Dios. Seguramente, según la promesa que Él ha hecho, tu vida piadosa será de gran provecho y bendición para ti y para otros. Como Enoc, camina día tras día hasta tu ultimo día con Dios, camina dejando atrás el testimonio de una vida vivida por fe y agradándole a Él. Ejercitándote para la piedad, como lo dijo Pablo a Timoteo, “PARA TODO aprovecha, pues tiene promesa de esta vida presente, y de la venidera.”



Más Contenidos [+]