UN DEVOCIONAL DE ADVIENTO: TOMA ALIENTO - TEMA

Compartelo



Miércoles Noviembre 25, 2020

 

NAVIDAD EN LA HISTORIA DE LA BIBLIA: 

LA PAZ EN MEDIO DE LA TRIBULACION

 

 

TEMA DEL DEVOCIONAL DE ADVIENTO

LA PAZ PROMETIDA POR JESUCRISTO

 

La Paz Prometida por Jesucristo

 

Nuestro tema del devocional viene de las palabras de Jesús al final de Su último discurso. Jesús les dice a sus discípulos, “Yo les he dicho estas cosas para que en mí hallen paz. En este mundo afrontarán aflicciones, pero ¡anímense! Yohe vencido al mundo.” (Juan 16:33) Si pretendemos comprender estas palabras de Jesús, es importante entender quién es Él.

 

El Prologo

 

En el prólogo del evangelio de Juan (1:1-18), Juan dice acerca del Verbo: “En el principio ya existía el Verbo, y el Verbo estaba con Dios, y el Verbo era Dios. Él estaba con Dios en el principio” (1:1-2). Más adelante, Juan describe en mayor detalle el Verbo que “se hizo carne, y habitó entre nosotros, y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad” (1:14). Para concluir estos versículos de introducción, Juan nos informa que es Jesús, “que es Dios y que vive en unión íntima con el Padre, nos lo ha dado a conocer” (1:18). Aprendemos varias verdades importantes acerca del Verbo, Jesús.

 

El Ultimo Discurso

 

Después de celebrar la ultima cena con sus discípulos (y la transición a la Santa Cena para los Cristianos) (13:1-30), cuando Jesús toma una toalla y lava los pies de ellos, Jesús les ensena por la última vez antes de Su crucifixión en una sección de la escritura conocida como el último discurso (13:31-16:33). En esta sección, Juan registra la oración más extendida de Jesús, la oración sacerdotal (Juan17:1-26).

 

La Cruz, La Resurreccion, y la Confesion

 

Después de que ora Jesús, El enfrenta el juicio y la crucifixión (18:1-19:42). Después de Su muerte y entierro, El experimenta una resurrección gloriosa (20:1-31). La cruz es la culminación de la revelación de Jesús acerca del Padre. La única manera apropiada y adecuada para responder a Jesús viene de la boca de Tomás que al ver, escuchar, y tocar al Jesús resucitado exclama, “-¡Señor mío y Dios mío!” (20:28)¡Jesús es Dios! Tome nota por favor, de la conexión profunda entre las últimas palabras de Jesús en la cruz, “Consumado es.” (19:30), y las primeras palabras habladas por Jesús después de la resurrección, “Paz a vosotros” (20:19, 21, 26). La paz viene solamente a través de la cruz y de la resurrección.

 

La Paz en Medio de la Tribulacion

 

Volveremos a estos textos del evangelio de Juan en el último devocional. Por ahora, tomando en cuenta este contexto más amplio, consideremos otra vez el tema del pasaje en Juan 16:33: “Yo les he dicho estas cosas para que en mí hallen paz. En este mundo afrontarán aflicciones, pero ¡anímense! Yo he vencido al mundo.” Son muy relacionadas las palabras de Jesús al comienzo de esta sección donde declara, “La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo” (14:27).

 

Si consideramos a estas dos secciones juntas, aprendemos las siguientes verdades: (1) en este mundo enfrentaremos tribulación; (2) Jesús ha vencido al mundo; (3) tenemos paz en Jesús; (4) la paz que da Jesús no es igual a la del mundo; (5) no se deben turbar nuestros corazones, ni debemos tener miedo, sino que debemos animarnos, para ser fortalecidos.

 

La “pax Romana”, la paz de Roma, se obtuvo y se mantuvo a través de la espada. Esta verdad explica por qué muchos pensaron que el reino de Jesús se lograría de manera similar, con la espada. Al contrario de lo que espera el mundo, Jesús sería un Mesías-rey a través del sufrimiento y la muerte.

 

La ‘paz’ es un término bastante más amplio a lo que comúnmente pensamos. No se refiere solamente a la ausencia de conflicto y trastorno, pero también a la bendición, específicamente en cuanto a la reconciliación con Dios. Esta paz entregada por Dios y que se origina en Dios se experimenta al medio del conflicto y el trastorno mientras esperamos el tiempo cuando no habrá más conflicto, trastorno, pruebas y persecución.

 

Al medio del sufrimiento y los problemas, los discípulos (no exclusivamente los que caminaron con Jesús, sino todos los discípulos) pueden experimentar paz cuando están unidos a Jesucristo. En medio de la tribulación inevitable, Jesús promete paz y paz que proviene de Él. En este mundo enfrentaremos tribulación. Eso es seguro. Pero para los creyentes, también es seguro que podemos animarnos, fortalecernos, y tener esperanza, porque estamos en Cristo de donde viene la paz, y Él ha vencido al mundo.

 

Nuestro Estudio

 

Esta es la verdad de la Navidad. En los cuatro estudios, volvemos al comienzo para seguir el relato de la Biblia: creación, caída, redención y consumación. Lo que celebramos en la Navidad en la encarnación de Jesucristo es la culminaciónde la historia. Por ejemplo, aun aquí en el evangelio de Juan, Jesús se refiere a las tribulaciones. Leemos que Jesús ha vencido al mundo. Aprendemos que Jesús trae la paz.

 

Todas estas verdades tienen un contexto, que es necesario estudiar para entender la persona y la obra de Jesús. Es vital saber de esta historia si pretendemos comprender al Cristo de la Navidad.

 

La Oracion de Jesus

 

Jesús concluye Su oración enfatizando Su deseo- que Sus seguidores vieran Su gloria, y con un sentido profundo de amor y regocijo, parecida al amor que el Padre tiene al Hijo. Jesús ora, “Padre, quiero que los que me has dado estén conmigo donde yo estoy. Que vean mi gloria, la gloria que me has dado porque me amaste desde antes de la creación del mundo. Yo les he dado a conocer quién eres, y seguiré haciéndolo, para que el amor con que me has amado esté en ellos, y yo mismo esté en ellos” (Juan 17:24, 26).

 

Mi oración en este tiempo de Adviento, que nos lleva a la Navidad, es que puedas ver y disfrutar del Salvador.

 

Preguntas

 

1. Cristo dice que en este mundo habrá tribulación. ¿Qué tipos de tribulación estas experimentando hoy?

2. Jesús promete que tendremos paz en Él. Si tú crees en Jesucristo, tenemos paz. Sin embargo, hay cosas que nos pueden quitar la paz. ¿Cuáles serían algunos ejemplos?

3. En muchas instancias, la temporada de Navidad no se caracteriza por la paz. ¿Por qué? ¿Qué harás este año para afirmar y vivir en la paz que tenemos en Cristo?

4. La oración de Jesús para Sus seguidores es que ellos puedan ver y disfrutar del Salvador. Este es el corazón de Navidad. ¿Cómo será contestada esta oración en tu vida y en la vida de tu familia este año?

 

Himno: O Come, O Come, Emmanuel (Oh Ven, Bendito Emanuel) 

 

Oracion

 

Padre, gracias que el Verbo se hizo carne y habito entre nosotros. Te damos gracias que Jesús ha venido para traer la paz y que Él es nuestra paz. Perdónanos cuando nuestras vidas no reflejan esta paz. Pedimos que la verdad que hemos experimentado en Cristo se pueda reflejar en nuestras vidas mientras participamos en la celebración de Cristo en este tiempo de Navidad. Que nos recordemos y vivamos con gozo el significado real de la Navidad – de ver y disfrutar de nuestro Salvador. Eso pedimos porque sabemos que cuando adoramos al Hijo, Te glorificamos a Ti, Padre. Oramos solamente a través de Cristo el Señor. Amen.



Más Contenidos [+]