UN DEVOCIONAL DE ADVIENTO: TOMA ALIENTO - Domingo y Semana 1

Compartelo



Domingo Noviembre 29, 2020

 

NAVIDAD EN LA HISTORIA DE LA BIBLIA: 

LA PAZ EN MEDIO DE LA TRIBULACION

 

 

SEMANA UNO

DE "BUENO" A ENEMISTAD, DOLOR, MALDICION Y DESTIERRO:

LA CREACION Y LA CAÍDA 

(GENESIS 1-3)

 

En el último devocional enfocado en nuestro tema para Adviento, aprendimos tres verdades importantes. Primero, existe tribulación en el mundo. Segundo, Jesús es nuestra paz, y la paz que proviene de Él no es como la del mundo. Tercero, la manera de responder a Jesús se ve en la confesión de fe de Tomas, que Jesús es Señor y Dios. Por el hecho de que nuestra oración es ver y disfrutar del Salvador, nos unimos a la confesión cuando declaramos, mi Señor y mi Dios.

 

Pero si queremos comprender la persona y la obra de Cristo, la culminación de la historia, necesitamos entender la historia completa. Necesitamos volver al comienzo de la creación de Dios y la caída de Adán y Eva. Es vital entender este contexto si pretendemos comprender la historia de Cristo y de la Navidad.

 

La Creacion

 

En palabras relacionadas a las que leemos en el comienzo del evangelio de Juan, (“En el principio era el Verbo”), la historia de Dios revelada y escrita en la Biblia comienza de esta manera: “En el principio creó Dios los cielos y la tierra” (Génesis 1:1). Aquí empieza la obra creativa de Dios, que culmina en la creación del hombre y de la mujer, Adán y Eva, quienes solos fueron creados en el “imago Dei”, la imagen de Dios (Génesis 1:26-28). Cuando Dios completó Su maravillosa obra de creación, declaró que todo era “muy bueno” (Génesis 1:31).

 

Adán y Eva disfrutaron de una relación única con Dios su Creador, y recibieron un mandamiento, no solo en la obra original de la creación, pero también los colocó en la Huerta de Edén (Génesis 2:15-17). Su llamado era vivir con Dios y trabajar y cuidar de la huerta (uno podría decir que su llamado real era adorar y obedecer). En este entorno perfecto prosperaron, tanto como esposos como adoradores de Dios (cf. Génesis 2:25).

 

La Caida

 

En el capítulo 3, un intruso se presenta en el entorno perfecto, y hecha a perder el plan para la humanidad. La serpiente niega la perfección de Dios, de Sus obras y Su Palabra. Intenta tomar el lugar de Dios. Tristemente, Eva y Adán creenlas mentiras, resisten a Dios y se rebelan contra Él y contra Su autoridad, y la historia se distorsiona de manera significativa. El pecado ya se hace parte de la historia. Lo que había sido “muy bueno” y harmonioso, ahora llega a ser caído y discordante, con resultados inmediatos.

 

Dios les concedió todo lo que quisieran para comer y disfrutar mientras trabajaban y cuidaban (adoraban y obedecían) el huerto. Pero el mandamiento fue no comer del árbol del conocimiento del bien y el mal “porque el día que de él comieres, ciertamente morirás” (Génesis 2:17). Ahora que comieron, esta sería su nueva existencia. Los resultados eran inmediatos: Adán y Eva estaban desnudos y avergonzados, y trataron de cubrirse (Génesis 3:7), se escondieron de Dios (Génesis 3:8), y se culparon, se criticaron, y no tomaron responsabilidad (Génesis 3:12-13). Recibieron la maldición, fueron castigados, y desterrados del huerto y de su unión íntimo y sin obstáculos con el Padre (Génesis 3:13-19). Y los efectos del pecado solo se empeoraron de allí. Caín mato a Abel (Génesis 4:8) y todos mueren, marcados con la frase recurrente, “y murió” (Génesis 5:5, 8, 11, 14, etc.).

 

Lo mismo ocurre hoy. Considera la cantidad de guerras que ocurren alrededor del mundo en el presente. Piensa enlas tensiones raciales en nuestro país. Reflexiona en el número de divorcios que están aconteciendo. Considera el alejamiento de los familiares. Eso se ve con frecuencia en las reuniones familiares durante los días festivos. Todos estos problemas reflejan las continuas implicaciones de la Caída.

 

La Promesa

 

Dios fue perfectamente justo, santo, y correcto en castigar al pecado y a los pecadores. Si no hubiese hecho nadamás allá que castigar, no hubiese cambiado ninguno de los atributos de Dios. Pero Dios también es lleno de gracia y misericordia. Él, en Su plan soberano y bueno, decide destruir al pecado, para restaurar la vida a la humanidad. En el medio de la maldición de Dios, Él habla de la promesa del evangelio. En su castigo contra la serpiente, brilla el evangelio de Dios: “Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar” (Génesis 3:15 Reina Valera; cf. Romanos 16:20).

 

Esto se refiere al “protevangelium”, el primer evangelio. Observamos que este primer evangelio consiste en los descendientes de Eva, y que este descendiente herirá el calcañar de la serpiente y será dada la vida a través de Él, Él que realizará todas las intenciones originales del propósito de Dios para su creación. Tome nota por favor, que inmediatamente después del anuncio de la maldición, con la promesa en el medio, Dios en Su gracia provee ropa para Adán y Eva, a través de la sangre de un animal (Génesis 3:21), presagio de lo que ocurrirá cuando muere Cristo (cf. Hebreos 9:22). En el destierro del huerto, Dios también declara que no habrá manera de volver al huerto aparte de Su propia manera (Génesis 3:24). Su camino es exclusivo, y es el único camino a la vida. Cualquier otro camino resulta en muerte.

 

Preguntas

 

1. ¿Por qué es importante tener claridad en cuanto a la historia si queremos comprender la historia de Jesús y de la Navidad?

2. ¿Cuáles son las implicaciones de la Caída en la historia de la Biblia? ¿La creación? ¿Tu vida?

3. La promesa se cumple en la primera venida de Jesús. ¿Qué esperanza tienes como resultado de la promesa de la segunda venida, y como eso afecta tu vida mientras vivas entre las dos venidas?

4. Dios castiga el pecado con la muerte, ofrece perdón, y entrega la salvación. ¿Por qué lucha la gente con esta verdad?

5. La salvación en Jesús es única y exclusiva. ¿Cómo responde la gente a eso? ¿Qué diferencia hace esta verdad en tu preparación para la Navidad y en que hablas acerca de la Navidad?

 

Himno: Of the Father’s Love Begotten 

 

Oracion

 

Padre, nuestro Creador, gracias por hacer todo “muy bien”. En medio de la Caída, sabemos que podrías habernos dejado en nuestro pecado sin comprometer Tu identidad. Pero, basado en quien eres, has hecho un camino para que los pecadores puedan recibir el perdón y experimentar paz contigo. Gracias por hacernos nuevos a través de la obra de Tu Hijo, y por la promesa de que harás todo nuevo. Perdónanos cuando tomamos livianamente el regalo de tu graciay misericordia, cuando pensamos que pueda haber otras maneras de obtener la paz contigo, y cuando nuestras vidas no reflejan el propósito verdadero de la vida contigo – adorar y obedecer. Que nuestras vidas reflejen este propósitoen este tiempo de Navidad, que proclamemos con valentía el significado real de Cristo y la Navidad...como parte del contexto más amplio de Tu plan de redención. Eso pedimos en el nombre de nuestro Creador y Redentor, por el Hijo y para la gloria del Padre. Amen.



Más Contenidos [+]