UN DEVOCIONAL DE ADVIENTO: TOMA ALIENTO - Domingo y Semana 2

Compartelo



Domingo Diciembre 6, 2020

 

NAVIDAD EN LA HISTORIA DE LA BIBLIA: 

LA PAZ EN MEDIO DE LA TRIBULACION

 

 

SEMANA DOS

DE TRIBULACION A PAZ

EL PRINCIPE DE PAZ:

LA PROMESA DE LA REDENCION

(ISAIAS 9)

 

En los primeros capítulos de la Biblia, se establece la historia: Dios creó todo para que estuviera “muy bueno”, pero Adán y Eva pecaron cuando fueron tentados por Satanás, y por causa de ese pecado ellos y todos los que siguieron, han recibido el castigo de la muerte y la condenación. El pecado distorsionó y destruyó la creación de Dios que había sido “muy bueno”. Pero Dios restauraría y renovaría a través de la promesa de un hijo como fue pronunciado en la primera mención del evangelio, el “protevangelium”.

 

Marco de Referencia Biblico: El Conflicto Experimentado y la Paz Prometida

 

Eso explica el marco de referencia bíblico del conflicto entre el pecado, los problemas y la tribulación, y la paz prometida por Dios y experimentada por la humanidad a través de Su provisión. Para el pueblo de Dios, parecía interminable el tiempo entre la Caída y la Maldición de Dios, y el cumplimiento de la promesa entregada por Dios de vida y la destrucción de Satanás. Una y otra vez los descendientes servirían como rey, y uno se preguntaría se esté podría ser el rey que destruiría al enemigo y traería la paz y la bendición otra vez. Pero el número de los que sirvieron como reyes era igual al número de fracasos necesarios antes de que se cumpliera la promesa de Dios. El enemigo no había sido derrotado, y no había llegado la paz y la bendición. Hay un solo camino a la experiencia edénica con Dios, y sería solamente a través de Su provisión. Todos los otros caminos terminarían en la muerte. El pueblo de Dios se preguntaba, ¿había Dios faltado a Su palabra? ¿Había olvidado de Sus promesas? ¿Todavía había esperanza?

 

El Prometido Principe de Paz

 

Isaías siente el peso de estas preguntas. Aparte de eso siente el pero del pecado, la rebelión, la desobediencia y la idolatría de Israel. Eso no sería sin castigo. Pero aunque Isaías entrega un mensaje de Dios acerca de la necesidad dela purificación, y que este castigo y juicio vendría a través del exilio, la gracia de Dios triunfaría. La vida personal y la respuesta de Isaías (Isaías 6) servirían de ejemplo para la nación de Israel. Dios, a través de Isaías, no solo recuerday lleva a cabo el castigo para el pecado (Israel fue llevado al exilio por los Asirios en 722 BC), pero también renueva la visión de esperanza y paz para para los pecadores que vendría en la persona del Mesías (que nacería de una virgen, cf. Isaías 7:14; Mateo 1:23; Lucas 1:31-34). Este fue un tiempo en que se experimentaría el gozo, la felicidad, y los cantos, y no habría más pecado y tristeza (Isaías 35:10; 51:11).

 

Isaías demuestra el contraste. En la conclusión del capítulo 8, describe su situación: “Y mirarán a la tierra, y heaquí tribulación y tinieblas, oscuridad y angustia; y serán sumidos en las tinieblas” (8:22). Al lado de esta existencia desesperada, se presenta la promesa de un nuevo día. “El pueblo que andaba en tinieblas vio gran luz; los que moraban en tierra de sombra de muerte, luz resplandeció sobre ellos” (Isaías 9:2). Todas las tinieblas serán disipadas por siempre por la luz del Mesías. (Jesús dijo, “Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida” [Juan 8:12]) Isaías 9:6-7, un texto clave y bien conocido, declara claramente esta promesa: 

 

"Porque un niño nos es nacido, 

hijo nos es dado, 

y el principado sobre su hombro; 

y se llamará su nombre Admirable, 

Consejero, 

Dios Fuerte, 

Padre Eterno, 

Príncipe de Paz. 

Lo dilatado de su imperio y la paz no tendrán límite, 

sobre el trono de David y sobre su reino, 

disponiéndolo y confirmándolo en juicio y en justicia 

desde ahora y para siempre. 

El celo de Jehová de los ejércitos hará esto."

 

Hay cinco verdades que demandan nuestra atención en este punto de la historia de la Biblia. 

 

Primero, nacerá unniño, un hijo nos será dado. Este es ‘la descendencia’ que fue prometido hace mucho tiempo atrás, inmediatamente después de la Caída, cuando Dios entrego la promesa en el medio de la maldición. Y este hijo no es un niño comúny corriente, como Isaías destaca. 

 

Segundo, este hijo será un rey, y el gobierno será sobre su hombro. Además, estehijo será conectado a David, su trono, y su reino (2 Samuel 7:1-17; I Crónicas 17:1-15). Esto nos recuerda que hay varios cumplimientos de la promesa de Dios en la historia redentora, camino al cumplimiento más significante. Esto se aclara en el tercer punto. 

 

Tercero, no habrá límite a su imperio y su paz. No se podrá contener. Al contrario, el reino crecerá, un reino marcado por la paz, justicia y la perfección. En la mayoría de los casos, pasan los reyes y los reinados. Lo que se necesita es un rey perfecto que reinara por siempre, donde “no habrá fin.” El Hijo será esa clase de rey y el tipo de reino que el gobernara. También indica que todo otro reino será conquistado y que no habrá rival. 

 

Cuarto, este hijo será llamado “Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz.” Estos títulos describen su persona. El rey será divino. Todo eso se cumple en Jesucristo, el Emanuel verdadero (Isaías 7:14; Mateo 1:23). 

 

Finalmente, a través de este niño, este hijo, la promesa del evangelio (Génesis 3:15) dada a Abram que sería de bendición para todas las naciones (Génesis 12:1-3) se realiza en y a través de este Hijo (Mateo 28:18-20).

 

No es sorprendente que esta verdad impacto mucho a Handel cuando compuso su obra maestra, ‘el Mesías’. La sorpresa y tristeza mayor seria si esta verdad ya no nos impactara a nosotros. Que nazca de nuevo en nosotros en esta Navidad.

 

Preguntas

 

1. ¿Alguna vez has sentido el conflicto entre las promesas que Dios ha hecho y tu experiencia personal, entre el conflicto experimentado y la paz que ha prometido? ¿Cómo puedes procesar eso?

2. Jesús es nuestro rey. Su reino se caracteriza por crecimiento, paz, y justicia. Eso no se refiere a una locación geográfica, sino a un imperio del rey en las personas dondequiera que estén. No crece a través de la espada. ¿Cómo se puede comparar o contrastar con lo que uno observa en el mundo hoy? ¿Cómo vives y trabajas para crecer en la paz y la justicia y la santidad? Específicamente ¿como te comportas en una cultura sin paz? ¿Estás tentado a usar las estrategias del mundo para lograr eso?

3. ¿Qué significan los nombres del Hijo? Los nombres no son meramente títulos, pero también reflejan la naturaleza de la persona. ¿Qué implicaciones tienen en tu vida las verdades contenidas en cada nombre?

4. Este rey y este reinado son caracterizados por el crecimiento y la paz, y no tienen límites. Esta es la promesa de Dios previo a la primera venida de Cristo. ¿Cómo afecta tu ánimo mientras esperas la segunda venida de Cristo?

 

Himno: Noche de Paz y canta o escucha Porque un Niño Nos ha Nacido por Handel 

 

Oracion

 

Padre, gracias porque Tu eres un Dios que promete y que cumple promesas. En el medio de las tinieblas, brilla Tu luz. Gracias que Jesús es verdaderamente la luz del mundo. Estamos agradecidos por el significado de los nombres del Hijo: Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz. Confesamos que frecuentemente nos olvidamos de Tus bendiciones y dudamos de Tus promesas. Pensamos y actuamos como si fuéramos nosotros los reyes, con el afán de establecer nuestros propios reinos usando las técnicas del mundo. Pedimos perdón. Oramos para que vengo Tu reino y que se haga Tu voluntad en la tierra como se hace en el cielo. Porque Tuyo solo es el reino, el poder y la gloria, por siempre. Amen.



Más Contenidos [+]