LA CUARESMA: El Jesus de los Evangelios

LA CUARESMA: El Jesus de los Evangelios Compartelo



Jueves, 7 de marzo del 2019

Ayer fue Miércoles de Ceniza, el primer día de nuestra celebración de la Cuaresma. Hoy es el Dia 2.

¿Por qué estamos practicando la Cuaresma en estos 40 días antes de la Semana Santa? ¿Por qué nos estamos preparando espiritualmente para conmemorar la Pasión, la Muerte y la Resurrección de Jesús? ¿Por qué es que este Jesús sea tan central en nuestro universo?

1)    Jesús es el centro de la historia: en casi todo el mundo, la historia está dividida en a.C. y d.C., refiriéndose a Su nacimiento (sea la fecha precisa o no)

2)    Jesús es el centro de las Escrituras: la Biblia no es una colección al azar de unos documentos religiosos – El mismo afirmó: “… las Escrituras … son las que dan testimonio de mi.” (Juan 5:39)

3)    Jesús es el centro de misiones: los que van a las naciones, haciendo discípulos, bautizándolos y enseñándoles no están recomendando una doctrina, ni una ideología, ni una institución sino una persona, el único Jesucristo

¿Quién, entonces, es ese JESUS, el centro de todo lo que existe? Descubrámoslo hoy en los cuatro evangelios de Mateo, Marcos, Lucas y Juan que nos dan un retrato con cuatro caras:

1)    El Evangelio de Mateo: Cristo, el Cumplimiento de las Escrituras

-    mientras los profetas del Antiguo Testamento vivieron en la época de la anticipación, los apóstoles del Nuevo Testamento vivieron en la época del cumplimiento
a)    el Cristo representado por Mateo era el cumplimiento de toda profecía:
-    11 veces en todo su evangelio, el autor explicó: “Todo esto aconteció para que se cumpliese lo dicho por el Señor por medio del profeta …” (Mateo 1:22, + otros) – todo lo que sucedió había sido predicho, y todo lo que se había predicho se cumplió … en Jesús
b)    el Cristo representado por Mateo era el cumplimiento de la Ley:
-    en Mateo 5:17, Jesús aclaró: “No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir.” - ¿y como cumplía la Ley? viviendo El mismo, y pidiéndoles a Sus seguidores, una justicia no de meras palabras o de acciones externas, sino una justicia pura en las actitudes y en los motivos del corazón

2)    El Evangelio de Marcos: Cristo, El Siervo Sufriente

-    en la comprensión de Marcos, era central ver a Jesús como siervo, sufriendo una muerte de cruz por el pecado de Su pueblo – un Jesús que, después de hablar de Su propia cruz, manifestó: “Si alguno quiere venir en pos de mi, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame.” (Marcos 8:34) – no hay fe o vida cristiana autentica al menos que la cruz sea central

3)    El Evangelio de Lucas: Cristo, el Salvador del Mundo

-    Lucas era un medico (Colosenses 4:14) – estudiado, culto y compasivo
-    Lucas era un historiador (Lucas 1:1-4) – escribiendo “la verdad de las cosas”
a)    El mensaje de Lucas: “buenas nuevas” de salvación
-    por un lado, la eliminación de culpa por el perdón de pecados; y por otro lado, el regalo del Espíritu Santo con el nuevo nacimiento espiritual – el perdón limpia nuestro pasado, y el Espíritu transforma nuestro futuro
b)    El mensaje de Lucas: “buenas nuevas” de salvación en Jesucristo
-    en el libro de Los Hechos de los Apóstoles (también escrito por Lucas), en el 4:11,12 leemos: “Este Jesús … en ningún otro hay salvación: porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.”
c)    El mensaje de Lucas: “buenas nuevas” de salvación en Jesucristo para todo el mundo
-    Lucas 3:6 dice: “Y vera toda carne la salvación de Dios.”
-    y Hechos 2:17 dice: “Y en los postreros días, dice Dios, derramare de mi Espíritu sobre toda carne …”
 
4)    El Evangelio de Juan: Cristo, el Verbo Hecho Carne

-    Juan 1:1 y 14 empiezan: “En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios … Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad.”
-    el Dios del universo no visitó al mundo, sino se encarnó como ser humano y vivió entre los seres humanos – ¡qué paradoja! el Creador de todo asumió la flaqueza humana de Sus criaturas – el Eterno entró al tiempo – el Todopoderoso se hizo vulnerable – el Inmortal murió por nosotros

JESUS: el centro de todo lo que existe. Descrito por cuatro evangelistas, en cuatro evangelios, con cuatro retratos, contando cuatro versiones de una sola historia. La historia más significativa, más trascendente de todas jamás vividas. La historia que trae razón y propósito a nuestras vidas. La historia de nuestra salvación de pecado y de muerte. La historia de nuestra reconciliación eterna con nuestro Creador. La historia de JESUS.

 

Por eso nos estamos preparando espiritualmente para conmemorar la Semana Santa. Por eso estamos practicando la Cuaresma.


Amados: ¿Cuál evangelio van a leer Uds. en estos días para acercarse más a Jesús? ¿En qué aspecto de Su ser y de Su vida quieren concentrarse?

-    en Jesús: El Cumplimiento de las Escrituras?
-    en Jesús: El Siervo Sufriente?
-    en Jesús: El Salvador del Mundo?
-    en Jesús: El Verbo Hecho Carne?

Cualquier evangelio que escojamos leer en estos días de la Cuaresma, mi esperanza y mi oración es que podamos conocer y amar mucho más profundamente al Cristo Incomparable.

(Tomado de The Incomparable Christ, escrito por John Stott)



Más Contenidos [+]