LA CUARESMA: El Escogio Los Clavos - Hiciste Esto Por Mi?

LA CUARESMA: El Escogio Los Clavos - Hiciste Esto Por Mi? Compartelo



Meditaciones en la Cruz de Cristo

EL ESCOGIO LOS CLAVOS: Lo Que Dios Hizo Para Ganarse Tu Corazon

INTRODUCCION - HICISTE ESTO POR MI?

(Libro por Max Lucado, Reflexión por Beverly Ramirez)



Lunes, 1 de abril de 2019

Los próximos días de la Cuaresma vamos a reflexionar sobre el libro de Max Lucado, El Escogió los Clavos – un libro muy preciso para leer y estudiar justo antes de la Semana Santa. Cada día tendrá unas citas del libro (identificadas así: (ML)), mezcladas con pensamientos y comentarios míos. Acompáñenme, entonces, al cerro del Calvario para ver todo lo que Dios hizo allá para ganar nuestros corazones …

Para empezar, hagámonos una pregunta titánica: ¿Cómo es Dios? Entre muchísimas otras cosas que se podrían decir de Él, Dios es amor.

Y como Dios es amor, por consecuente, ¿qué hace? El da. El que ama, da: da de sí mismo, da de todo lo que es y de todo lo que tiene.

Juan 3:16 dice precisamente esto: “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a Su Hijo unigénito, para que todo aquel que en Él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.”

“Nos parecemos más a Dios cuando damos. ¿Te has preguntado por qué Dios da tanto? Podríamos existir con mucho menos. Pudo habernos dejado en un mundo plano y gris; no habríamos sabido establecer la diferencia. Pero no lo hizo así.” (ML)

Hagámonos otra pregunta: ¿por qué nosotros damos regalos? Seguramente para expresar nuestro afecto y nuestro aprecio para la persona regalada.

“Si nosotros hacemos regalos para demostrar nuestro amor, cuánto más no querría hacer Él.  Si a nosotros, salpicados de flaquezas y orgullo, nos agrada dar regalos, cuánto más Dios, puro y perfecto, disfrutará dándonos regalos a nosotros. Jesús preguntó en Mateo 7:11: “Si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dadivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará buenas cosas a los que le piden?” (ML)

¿Y qué consideramos al dar un regalo? ¿Cómo lo entregamos? ¿No pensamos en dar algo que sirve, algo que le gusta a la otra persona, algo que siempre ha necesitado o querido? ¿No lo envolvemos lo más bonito que se pueda, con papel y moño, con cuidado y deleite?

“Los regalos de Dios derraman luz en el corazón de Dios, el corazón bueno y generoso de Dios … Cada regalo revela el amor de Dios, pero ningún regalo revela Su amor más que los regalos de la cruz. Estos venían, no envueltos en papel, sino en pasión. No estaban alrededor del árbol de Navidad, sino en una cruz. No estaban decorados con cintas de colores, sino salpicados con sangre.” (ML)

Los siguientes pasajes bíblicos que tienen que ver con la Pasión, la crucifixión y la resurrección de Jesús, hablan de los diferentes regalos que El nos dejó alrededor de la cruz:

Mateo 27:29 = una corona tejida de espinas
Lucas 23:33 = unos clavos
Juan 19:19-22 = un letrero puesto sobre la cruz
Juan 19:23 y 24 = la túnica de Jesús
Juan 19:28 y 29 = una esponja empapada de vinagre
Mateo 27:51 = el velo del templo rasgado
Juan 19:38-40 = los lienzos del sepulcro

“Los regalos de la cruz. Mucho se ha dicho sobre el regalo de la cruz misma, pero, ¿los demás regalos? ¿Los clavos? ¿La corona de espinas? ¿El manto del cual se apropiaron los soldados? ¿Las ropas fúnebres? ¿Te has dado el tiempo de abrir estos regalos? Tú sabes que no tenía ninguna obligación de dárnoslos. El único acto, lo único que se requería para nuestra salvación era el derramamiento de sangre, pero El hizo mucho más que eso. Muchísimo más … ¿Será posible que el cerro de la cruz esté lleno de regalos de Dios? ¿Los examinamos? Desempaquemos estos regalos de gracia quizás por primera vez … Quizás lo oigas susurrándote: “YO HICE ESTO POR TI.” (ML)



Más Contenidos [+]