Jesus Dijo: Yo Soy El Alfa y La Omega - Parte I

Compartelo



Martes, Julio 17 del 2018

 

 

Yo amo los comienzos: los comienzos de libros y películas, de conciertos y de partidos, de vacaciones y de viajes - los comienzos de nuevos estudios, de nuevos trabajos, de nuevas relaciones. Hay tanta, bueno, precisamente “novedad” y frescura, expectativa y curiosidad, esperanza y deleite en las cosas que están por empezar.

 

Y basicamente odio los finales: los finales de buenos libros o conciertos o viajes muchas veces me dejan algo desanimada y anhelando más - el fin de una relación me deja triste y nostálgica.

 

Todo en nuestra vida terrenal, así como la conocemos nosotros, tiene un comienzo y tiene un fin. Nada ha sido para siempre - y nada será para siempre. Está el “comienzo” del nacimiento… está el “final” de la muerte. Y todo en el medio, al menos aquí en la tierra, empieza en un momento dado, y concluye en otro momento dado.

 

Solo Dios, el Eterno y Sempiterno, es sin comienzo y es sin final.

 

Las primeras palabras de la Biblia dicen: “En el principio, Dios…”. Es decir, cuando todas las cosas comenzaron, antes de que toda la creación fuese creada, Dios ya existía - porque en el comienzo de todas las cosas, El ya estaba allí.

 

Entonces las palabras de Jesucristo, el Hijo de Dios, en Apocalipsis 22:13 son tan significativas:

 

“YO SOY EL ALFA Y LA OMEGA,

el principio y el fin,

el primero y el último.”

 

De hecho, son las mismas palabras atribuidas al “Señor” en Apocalipsis 1:8:

 

“YO SOY EL ALFA Y LA OMEGA,

principio y fin,

dice el Señor,

el que es y que era y que ha de venir,

el Todopoderoso.”

 

Y son repetidas otra vez en Apocalipsis 21:6:

 

“… YO SOY EL ALFA Y LA OMEGA,

el principio y el fin.”

 

Entonces, ¿qué significan esas dos palabras “Alfa” y “Omega”? ¿Por qué estas dos referencias a una expresión tan obviamente en otro idioma?

 

Recordando que el Nuevo Testamento originalmente fue escrito en griego (mientras el Antiguo Testamento originalmente fue escrito en hebreo y en arameo), “Alfa” y “Omega” son dos palabras griegas. Y de hecho son la primera y la última letra del alfabeto griego, respectivamente.

 

Y, sencillamente - como las dos expresiones que siguen ya lo explican - significan el principio y el fin, el primero y el último.

 

Seamos honestos: nosotros como seres humanos finitos no podemos realmente captar bien el concepto de la eternidad. Podemos esforzarnos por comprender a Alguien quien es eterno - es decir, Alguien quien perdura por siempre y siempre, Alguien que no tiene principio y que no tiene fin. Pero, como todo lo que nosotros conocemos en nuestra propia existencia finita son los comienzos y los finales de las personas y de las cosas, no es facil entender un Alguien que nunca tuvo principio y que nunca tendrá fin.

 

Pero así habla Jesús de Sí mismo: El es ese Alguien quien es el Alfa y la Omega, el principio y el fin, el primero y el último - en el sentido más absoluto del significado de esas palabras.

 

Jesús no es el principio como nosotros entendemos los principios, cuando algo o alguien se originó y empezó a existir. El siempre ha sido - El siempre ha existido. El es el Principio absoluto - porque todo lo que hay, viene y procede de El. El tiene y El es la Primera Palabra, en el universo y en la historia.

 

Y Jesús no va a tener final como nosotros entendemos los finales, cuando algo o alguien deja de ser o de existir. El es eterno, y por lo tanto existirá por siempre sin fin. El no tiene fin, pero El sí es el Fin absoluto - es decir, todo de una manera u otra terminará en El. El tiene y El es la Ultima Palabra, en el universo y en la historia.

 

Cuando Jesús dice que El es el Alfa y la Omega, las letras griegas A y Z, también está tratando de comunicar que El mismo es todo de la A a la Z. El no es solo A y Z, sino todo en el medio también, porque todo entre la A y la Z se junta en El. Jesús abarca todas las cosas - es decir, El incorpora e incluye todas las cosas. Como lo dice Colosenses 1:17: “El es antes de todas las cosas, y todas las cosas en El subsisten.” Y Efesios 1:10 dice que un día, cuando se habrán cumplido los tiempos, todas las cosas en los cielos y en la tierra serán reunidas bajo el mando de Cristo.

 

Entra de nuevo aqui en Reflexiones Para Vivir este jueves julio 19 para leer JESUS DIJO: YO SOY EL ALFA Y LA OMEGA - PARTE II. 



Más Contenidos [+]